Coche Inteligente

Las nuevas baterías de estado sólido de Toyota prometen mayor autonomía y recargas ultrarrápidas

toyota electrico cargando

Si hay un problema que no termina de convencer a los usuarios de los coches eléctricos es el de la autonomía. Actualmente, ‘recargar’ un coche es tan sencillo como ir a una gasolinera. En 5 minutos, a muy tardar, estamos listos para reiniciar nuestro camino. Sin embargo, un vehículo eléctrico necesita de varias horas para recargarse, ¿qué pasa si un día nos despistamos y no lo hemos cargado? ¿Y a la hora de hacer un viaje largo? Pues bien, las nuevas baterías de estado sólido de Toyota llegan para acabar con este hándicap de una vez por todas.

¿Por su gran autonomía? Sí, desde luego, pero sobre todo por su capacidad para recargarse por completo… ¡en tan solo 10 minutos! Hoy os nos sumergimos a fondo en esta revolución en el mundo de la recarga del coche eléctrico, ¿y sabéis qué es lo mejor? ¡Que parece que esta Tecnología del Futuro estará entre nosotros en lo que dura un suspiro!

¿Qué es una batería de estado sólido? 🔋

Las baterías con las que contamos a día de hoy, todas ellas, funcionan gracias a un sistema de electrolitos semi líquidos. El problema es que, mientras que otros sectores tecnológicos han evolucionado a pasos agigantados, el sector de las baterías energéticas lleva estancado desde hace años. Es por ello que Toyota, firma nipona de automoción, llevaría desde el año 2017 investigando una nueva vía: la de las baterías sólidas. Eso sí, antes de seguir hablando de ello, ¿qué es exactamente la batería en estado sólido de Toyota?

Pues, si todo va bien, la panacea para un sector automovilístico que estaba sufriendo mucho al ver llegar a los flamantes Tesla de Elon Musk. El magnate sudafricano, dueño también de SpaceX, ya anunció la democratización de los precios de sus vehículos para entrar a competir directamente con los vehículos de combustión interna. ¿Y cómo ha respondido una de las marcas japonesas más clásicas? Contraatacando con una tecnología que ha debido dejar a Musk de pasta de boniato. Y es que, por lo visto, con las baterías de electrolito sólido son todo ventajas, aunque lo mejor para entender el concepto en todo su esplendor es descubrir alguna de sus maravillas.

Para empezar, se dice que este tipo de baterías de estado sólido para coches dotará a los vehículos de hasta 1.000 kilómetros de autonomía. Esto significa poder cruzar España de norte a sur, o viceversa, sin tener que parar a recargar nuestro vehículo ni una sola vez. ¿Pero sabéis qué? Hay una característica que nos resulta aún más llamativa. Si todo va bien, las baterías en estado sólido nos permitirán recorrer, con tan solo 10 minutos de recarga, la friolera de 500 kilómetros. Se dice pronto, pero es una absoluta barbaridad.

Avances y mejoras 🧐

Sí, el último párrafo del apartado anterior ha sido una auténtica revelación. Lo cierto es que el año 2020 tendría que haber sido el del estallido de los vehículos eléctricos. Sin embargo, el hecho de que todo se haya retrasado a causa de la pandemia de coronavirus ha hecho que el anuncio de estas baterías de estado sólido para coches resulte aún más espectacular si cabe. Para empezar, las baterías en estado sólido de Toyota no solo serían mucho más resistentes a elementos como el calor o los impactos, sino que a la marca les resultarían muchos más económicas de fabricar.

Si nos aportan una mayor autonomía, se cargan antes y además puede abaratar el precio de nuestros futuros vehículos, a nosotros ya nos vale, ¿verdad? ¡Pues resulta que las bondades de la batería en estado sólido de litio no terminan ahí! El hecho de contar con una mayor densidad hace que pesen menos, y también, y esto nos parece importantísimo de cara a un futuro a corto-medio plazo, permite que se carguen mucho antes. Y es que, tal y como os hemos adelantado antes, con 500 kilómetros de recarga en tan solo 10 minutos, prácticamente no necesitamos los 1.000 kilómetros de autonomía.

¿Serán los vehículos Toyota los únicos en contar con esta tecnología? Como era de esperar, no, aunque lo más probable es que sí que sean los primeros. Marcas como la americana Ford, o la alemana BMW, ya han anunciado que han invertido en compañías que están investigando tecnologías similares de baterías sólidas. Esto nos hace pensar muy seriamente que no se tratará de una extravagancia más de los japoneses, sino que la batería en estado sólido de Toyota tan solo será una primera piedra hacia un futuro del transporte mejor, ¡y mucho más sostenible!

Yoigo Custom

Cuándo estará disponible 🗓️

El hecho de llamarnos Tecnología del Futuro hace que intentemos mirar siempre un paso más allá de lo que tenemos. Esto hace que a veces hablemos de cosas que no se normalizarán hasta dentro de bastantes años, ¡pero este no es el caso! Y es que, tal y como ha desvelado el diario económico Nikkei Asia, Toyota espera tener disponible un vehículo 100% eléctrico con estas baterías en estado sólido Toyota a lo largo de 2021.

Por el momento no afinan más la fecha, ¡ni falta que hace! Acostumbrados a hablar de cosas que ocurrirán en más de una década, como por ejemplo la primera expedición de un grupo de seres humanos a Marte, hablar de algo que está a la vuelta de la esquina es un auténtico gustazo. De resultar exitosas las pruebas, lo más probable es que tuviésemos este tipo de vehículos en nuestras calles entre los años 2023 y 2025. No resultarían nada baratos, lo último en tecnología nunca lo es, pero al ritmo al que evoluciona todo, y con las restricciones que están aplicándose sobre los coches con motores de combustión interna, lo más probable es que podamos acceder a ellos más pronto que tarde.

La movilidad eléctrica es un elemento clave en la lucha contra el cambio climático. Eliminar nuestra huella de carbono resulta vital para garantizar una sociedad sostenible y un futuro mejor tanto para nosotros como para los que están por venir. Nosotros estamos deseando tener la oportunidad de disfrutar de la tecnología de las baterías en estado sólido de Toyota. ¿Y vosotros? ¿Os veis dando el paso a lo 100% eléctrico antes de una década? ¿Y de un lustro? ¡Contádnoslo en los comentarios, que os leemos!

Dejar una respuesta