Coche Inteligente

Eliminar el ángulo muerto del coche, un reto de la conducción moderna

coche en carretera

Los espejos retrovisores deberían ser el mejor amigo del conductor. Cierto, sin ellos iríamos completamente a ciegas, pero no es menos cierto que a veces nos juegan una mala pasada. Desde luego, como muchos habréis adivinado ya, hablamos de lo que viene a llamarse ángulo muerto del coche. Lo más normal es que nos hayamos llevado algún que otro susto por su culpa. No importa lo controlado que pensemos que lo tenemos todo, hay una zona que no vemos, y si llevamos cualquier otro vehículo demasiado pegado a nosotros… el desenlace puede ser fatal.

De ahí que la tecnología haya llegado para llenar un hueco (nunca mejor dicho) muy necesario. Una forma efectiva y natural de conseguir ver más allá de lo que pueden ver nuestros ojos y evitar el terrible punto ciego del coche. Se acabó el solivianto cada vez que vayamos a efectuar un cambio de carril, ¡esto que os traemos hoy os va a encantar!

Que es el ángulo muerto de un coche 🚗

Antes de hablar de las soluciones tecnológicas que se están proponiendo para acabar de una vez por todas con este problema, toca profundizar un poco. ¿Qué es el ángulo muerto de un coche y por qué nos trae por la calle de la amargura?

Si buscamos la definición de ángulo muerto encontramos que el RACC (Real Automóvil Club de Cataluña), por ejemplo, nos dice que “es una zona lateral del vehículo en la que el conductor no tiene visión mediante ningún espejo retrovisor, ni el interior ni los laterales”. Esto hace que “en el momento de cambiar de carril no es posible ver al vehículo que circula en ese punto muerto, por lo que pueden producirse choques laterales de gravedad”.

Mucha gente intenta evitar esto mirando hacia los lados antes de cambiar de dirección. El problema es que apartar la vista de la carretera en un movimiento tan amplio resulta de lo más desaconsejable. Por eso hacía falta una solución que nos facilitase un poco la vida en este sentido, y después de muchos años parece que ha llegado en forma de sensor del ángulo muerto. La idea es que esta suerte de detector de ángulo muerto del coche nos avise en caso de que tengamos alguna amenaza cerca que no hayamos visto, y hasta donde hemos podido descubrir… ¡parece que funciona!

Esta tecnología se engloba dentro de las Advanced Driver Assistance Systems del vehículo, también llamadas sistemas ADAS de ayuda a la conducción, y cada vez es más común que venga de serie en los coches de nueva fabricación. Al parecer, la implementación de estos sistemas en la mayoría del parque móvil podría ayudar a reducir el número de víctimas mortales en carretera hasta en un 50%, que se dice pronto.

fibra mas movil

Sensores de ángulo muerto como solución 🧐

¿Cómo recibir información en tiempo real mientras conducimos más allá de lo que nos muestran nuestros ojos? Pues solo tenemos dos opciones: o viajamos siempre con nuestra madre (o peor, nuestra suegra) al lado, o confiamos en la tecnología. El detector de ángulo muerto lleva varios años instalándose de serie en varios modelos y se espera que para 2022 sea obligatorio en todos los vehículos de nueva fabricación. Básicamente, pueden ser de dos tipos:

  • Pasivos: Nos indican en todo momento si un vehículo se nos acerca más  de la cuenta, así como de por qué lado. Puede ser mediante una señal acústica (un sonido), visual (una luz) o táctil, como una vibración en el volante.
  • Activos: Los sensores de ángulo muerto de este tipo se activan cuando ponemos el intermitente para anunciar un cambio de carril o dirección. En este caso, el coche no solo nos indica que tenemos otro vehículo cerca, sino que puede llegar a activar los frenos de nuestro vehículo para evitar una colisión. Esta tecnología recibe el nombre de Lane Cross Assistant (LCA).

Desde luego, una gran ayuda que nos hará ir mucho más seguros al volante, pero ojo, que de momento no es infalible. Lo primero a lo que debemos acostumbrarnos es a los falsos positivos, ya que el propio guardarrail de la carretera puede hacer que salte el aviso. Pero más importante aún es que seamos plenamente conscientes de que puede que sí que haya algo que podamos terminar arrollando a pesar de que el detector no nos haya avisado. Los peatones y los ciclistas, dos de las víctimas más indefensas, podrían no ser reconocidas por el sistema. Esperamos que esto se pula de cara a su obligatoriedad.

  • Al iniciar cada viaje, debemos asegurarnos de que los sensores están perfectamente limpios.
Yoigo Custom

 Influencia de los puntos ciegos en los accidentes de tráfico 🛣️

Tal y como demuestran estudios llevados a cabo por aseguradoras como Mapfre, la implementación de un sistema de seguridad como el detector del ángulo muerto del coche no solo podría reducir los fallecimientos en carretera hasta en un 50%. Además, reduciría los costes para las aseguradoras hasta en un 40%. El primer dato debería bastarnos, pero como parece que solo reaccionamos cuando nos tocan el bolsillo… ahí queda eso.  Por lo visto, en torno a un 3% de los accidentes con víctimas son causados por impactos laterales. Poder reducir todo esto hasta su más mínima expresión con un gesto tan sencillo da, como mínimo, para pensárselo.

¿Y qué pasa si nuestro vehículo no tiene instalado uno de estos sensores? Hay talleres que nos ofrecen la instalación de este sistema por un módico precio (entre 400 y 500€). Además, ya se han patentado espejos retrovisores curvos que amplían el ángulo de visión enormemente, de 17º a 45º, sin deformar la imagen y que pronto podremos llevar también en nuestros vehículos. Un gasto sí, pero uno que debería ser más visto como una inversión. Una inversión en seguridad, tranquilidad y calidad de vida, porque en un accidente la víctima no es solo la persona que ha sufrido el mayor daño, o el que provoca el suceso. A la otra parte le toca vivir con ello el resto de su vida… y evitarnos eso no tiene precio.

Dejar una respuesta