Coche Inteligente

Nuevos modelos de Tesla, ¡se acerca una nueva revolución!

coches en concesionario tesla

Cuando el extravagante millonario norteamericano Elon Musk anunció que invertiría parte de su fortuna en diseñar y fabricar los coches eléctricos del futuro, pensamos que no lo conseguiría. Por eso, estar hablando ahora de los nuevos modelos Tesla, de lo que está por venir, es casi como de ciencia ficción… y eso lo hace aún más especial.

Musk y su Tesla han liderado la revolución del coche eléctrico en un mundo que depende de la movilidad de las personas. El problema es que dicha movilidad está acabando con el mundo, por lo que urgía encontrar una solución para poder movernos sin dañar tantísimo el medioambiente.

Esta, y suponemos que la gran oportunidad de negocio que suponía, fue la motivación de Elon a la hora de fundar la compañía… y no le ha ido nada mal. En 2019, Tesla alcanzaba una cuota de mercado de vehículos eléctricos e híbridos del 18% a nivel mundial, que se dice pronto. Pero no podemos recrearnos en un pasado reciente brillante teniendo el futuro y los nuevos vehículos Tesla al alcance de la mano, ¿verdad? Ojo, ¡porque hay unas cuantas sorpresas!

¿Compacto y furgoneta a la vista? 🚙

Tal y como pudimos leerles a los compañeros de Motor.es a principios de 2020, el 2019 de Tesla fue prácticamente insuperable. La llegada del Tesla Model 3 propició un 50% más de matriculaciones para la compañía que el año inmediatamente anterior, ¡menudo aumento!

Los vehículos, de alta gama y elegantes donde los haya, alcanzaron la cifra de 367.500 unidades en el mercado, pero… ¿estaba encasillándose Tesla de cara al futuro en un tipo de coche muy específico?

Para no caer en este error, la compañía parece estar trabajando en dos nuevos modelos que ampliarán el horizonte de su producto tal y como lo hemos conocido hasta hoy. El siguiente paso de la compañía que comparte dueño con Space X será reinar en el mercado de las furgonetas y los compactos.

La furgoneta Tesla, un automóvil de gran capacidad preparado para el mundo actual

Cuando los multimillonarios hablan, hay que saber escucharles. Por eso, cuando Elon Musk dejó caer allá por 2016 que el transporte de pasajeros era un aspecto estratégico para él… ya podíamos imaginar que algo andaba tramando.

No es oficial y no han trascendido ni imágenes ni características generales, pero a principios del mes de junio saltaba la noticia. Según una organización californiana que había estado tratando directamente con una de las empresas de Musk, Tesla estaría preparando su desembarco en el mundo del transporte de personas a una escala mayor.

Concretamente, con una furgoneta eléctrica ligera con capacidad para albergar al menos a una docena de personas, ¡prácticamente un microbús!

Poco después de aquel primer discurso, en 2017, Musk volvía a hacer hincapié en el hecho de que había que cubrir la necesidad que las personas tienen de moverse por las ciudades, y que había que hacerlo con un transporte público urbano completamente eléctrico, ¿estaremos ante un primer hacia la consecución de dicho objetivo?

Al parecer, el proyecto de este túnel de alta velocidad sería el caldo de cultivo ideal para poner a punto esta nueva iniciativa que, de salir adelante, daría un nuevo punto de vista al futuro de los próximos modelos Tesla.

El compacto Tesla, el asalto definitivo a la clase media

Si hay un problema con los modelos Tesla ese es, sin duda alguna, que no son aptos para todos los bolsillos. Si el objetivo primordial de la electromovilidad es que salvemos el planeta entre todos… ¿no tendríamos que poder acceder a la solución?

A sabiendas de ello, y de que vender únicamente a personas con cuentas corrientes abultadas es limitarte muy mucho la cuota de mercado, Tesla estaría planteándose lanzar al mercado un primer compacto mucho más asequible que sus hermanos mayores.

Sería, sin duda alguna, la manera más sencilla de entrar en la mayoría de los hogares europeos, un mercado en el que Tesla tendría mucho que rascar. Pero también sería el paso definitivo para que la compañía estadounidense pudiese entrar a competir de lleno con los fabricantes de vehículos tradicionales, que no tendrían con qué responder a Musk.

Seamos sinceros, puestos a gastar… a día de hoy no hay casi nadie que no estuviese dispuesto a pagar un poquito más por un Tesla con las mismas condiciones que un modelo similar con motor de combustión interna. ¡Lo único que hace falta es que se animen a lanzarlo!

En principio llegará para 2022. O deberíamos decir llegarán, porque hay rumores de que podremos elegir entre un SUV de origen chino o un turismo ensamblado en el viejo continente. Pase lo que pase al final, estamos deseando verlos.

Masmovil ahorro

El futuro de Tesla, una incógnita que esperamos que se resuelva a su favor 🔮

Si haces un producto de calidad, un producto caro, y te lo quitan de las manos a un ritmo tan vertiginoso que algunos de tus clientes deben esperar años para recibirlo, deberías estar de enhorabuena, ¿verdad? Pues no creáis, porque lo de Elon Musk durante los primeros compases de Tesla tuvo tintes de pesadilla.

Problemas con la fabricación y con la logística hicieron que los vehículos de lujo no pudiesen ser entregados a buen ritmo a sus dueños, que los esperaban con ansia. Además, el lanzamiento del Model 3, el último gran éxito de la casa, tuvo dos caras. La primera, la mejor, que sus algo menos de 50.000 euros de precio sin extras lo convirtieron en un auténtico superventas que permitió a la firma acceder a un mayor número de clientes.

La mala, que por lo visto los márgenes que deja el vehículo no son tan jugosos como los del resto de modelos, que han visto sensiblemente mermada su producción en favor del niño mimado de Tesla.

De ahí la necesidad de Musk de buscar nuevos nichos de mercado en los que entrar con fuerza y, si es posible, aplastar a su competencia. Es una paradoja, pero para salvar nuestro planeta deberíamos hacer más rico a uno de los hombres más ricos, ¡y además lo haríamos con gusto!

A los problemas de fabricación y logística se une además el último berrinche del líder de la compañía. Al parecer, no le gustó nada el que estado de California no le permitiese reabrir su fábrica debido a los estragos del coronavirus, hecho que le  hizo amenazar con llevarse toda la producción de sus proyectos, tanto presentes como futuros, a los estados de Texas y Nevada. Ya veremos en qué queda todo esto…

Dejar una respuesta