Domotica

Los altavoces inteligentes y su uso para la medicina, detecta problemas cardiacos preguntándole a Alexa

altavoces inteligentes sobre mesa

Cuando de pequeños nos contaban la forma que tienen de ‘ver’ los murciélagos, gracias a los ultrasonidos, alucinábamos en colores. De hecho, aunque lo sepamos, de mayores aún nos pasa a veces, ¿cómo pueden haber desarrollado esas ratas con alas un sistema de radar tan sofisticado? Son prácticamente ciegos, pero emiten unos sonidos que, al rebotar, les indican dónde están los obstáculos que deben evitar. Está claro que no hay máquina más afinada que la naturaleza, y que esta ha sido la mejor inspiración para los científicos a la hora de que Alexa sea capaz de detectar un problema cardíaco.

Así es, Alexa o Google Home, dos de los altavoces inteligentes más comunes en nuestros domicilios, podrían informarnos en vivo y en directo de cualquier tipo de anomalía cardíaca, ¡antes incluso de empezar a mostrar síntomas visibles! ¿Y cómo consiguen esto? A distancia y sin tener que mantener contacto físico con los dispositivos, de una forma muy parecida a cómo ven los murciélagos con sus grititos inaudibles. Eso sí, esta combinación entre Alexa y la medicina merece una explicación más a fondo, ¿nos oa parece?

Cómo funciona esta nueva funcionalidad 🤔

En ocasiones hay algo tanto o más útil y valiente que hacer un nuevo descubrimiento: encontrar un uso totalmente distinto y tremendamente funcional a un elemento que llevábamos toda la vida usando para otra cosa. Algunos diréis que mezclar Alexa y medicina en una misma frase es como equiparar problemas cardíacos y tos, ¿verdad? Pues del mismo modo que estos dos últimos hechos sí que pueden estar relacionados, un grupo de científicos ha demostrado que el asistente de voz de Amazon puede llegar a salvarnos la vida. Y ojo, que lo han hecho con un dispositivo Alexa con unos cuantos años de antigüedad, ¡no queremos ni imaginarnos lo que podrán hacer con un modelo de última generación!

Resulta que la funcionalidad que tienen estos altavoces inteligentes a la hora de emitir sonidos, unido al hecho de que sean precisamente inteligentes, ha permitido a los investigadores hacer algo totalmente inaudito con ellos. Los científicos han conseguido que Alexa y Google Home emitan un sonido inalcanzable por el oído humano que les permita ver dentro de nuestro cuerpo. Bueno, en realidad esto es una forma de hablar, porque donde pueden llegar a detectar un problema cardíaco es fuera, pero lo mejor será que os detallemos un poco el sistema.

  1. Los dispositivos inteligentes emiten un sonido que llega hasta nuestro cuerpo.
  2. Dicho sonido, al interactuar con nuestro cuerpo, rebota y es recibido de vuelta por Alexa o Google Home.
  3. En función del resultado, el equipo científico puede determinar si sufrimos algún tipo de problema cardíaco.

¿Y eso por qué? Pues porque dicho sonido capta las vibraciones que nuestro corazón produce en nuestra piel. El equipo ya ha registrado cómo son las vibraciones normales y las que presentan anomalías. ¡Solo tienen que compararlas con las nuestras y listo!

La medicina y las tecnologías 💉

La utilización de dispositivos tecnológicos ‘caseros’ en el mundo de la medicina no es algo nuevo. La tecnología ya hace años que se introdujo con éxito en los centros hospitalarios, luego fueron los equipos portátiles que podían instalarse en los hogares de los enfermos crónicos. ¿Y ahora? Ahora resulta que casi todos llevamos encima un dispositivo wearable que podría llegar a salvarnos la vida. 

  • Las smartbands miden nuestro ritmo cardíaco
  • Los smartwatches tienen la capacidad de medir nuestro nivel de saturación de oxígeno en sangre. Y, parece que muy pronto, también el de azúcar. ¡Al fin los diabéticos podrán olvidarse de los dichosos pinchacitos en el dedo!

El problema de este tipo de avances es que, para ser considerados fiables y, por lo tanto, médicamente aptos, deben pasar una serie de controles de lo más estrictos. Ese será el principal escollo al que se enfrentarán los sensores para medir el azúcar, y también al que tendrá que enfrentarse el sistema de detector de problema cardíaco de Alexa y Google Home. De momento la tecnología está, ahora solo falta que la verifiquen la mitad de rápido que las vacunas contra la Covid-19.

Al margen de bromas, lo cierto es que no se puede dejar que cualquier máquina haga una comprobación de cualquier tipo sin saber si es realmente fiable o no. Por ejemplo, la medición de ritmo cardíaco de una banda inteligente no es la más fiable del mundo. Eso sí, el hecho de preguntarle desde el sofá a nuestro asistente inteligente que si le pasa algo a nuestro corazón y que nos responda tras una breve comprobación nos parece algo realmente impresionante.

Ya era hora de que alguien encontrase una funcionalidad realmente atractiva para estos dispositivos además de preguntarles por el clima, ¡que además casi siempre fallan!

Yoigo Custom

¿Está ya disponible? 😃

Por desgracia, tal y como ya os hemos contado, este avance tecnológico aún está en fase de pruebas. De momento el estudio ya se ha publicado en la prestigiosa revista Nature, que no es poca cosa, pero nos da que tendremos que seguir esperando bastante tiempo antes de que la fusión entre Alexa y la medicina nos diagnostique en casa gracias a un bendito algoritmo. Eso sí, si la cosa sale adelante, dentro de no mucho no tendremos ni que recurrir a la telemedicina. Nuestro altavoz inteligente se bastará y se sobrará para decirnos si nos pasa algo y, de paso, avisar él mismo a las emergencias.

Los creadores de este novedoso sistema aseguran, no sin razón, que este detector inteligente de problemas cardíacos es el futuro de la tecnología. Esto, unido a unos dispositivos wearables con sensores cada vez más sofisticados, se convertirá en un auténtico seguro de vida, sobre todo para personas propensas a sufrir este tipo de sustos. Por el momento no hay fecha, ni siquiera estimada, de cuándo podría llegar esta nueva funcionalidad a nuestros hogares, ¡pero estaremos atentos para contároslo en cuanto sepamos algo!

Dejar una respuesta