Salud y Tecnología

Cerebro conectado a internet con Neuralink, los nuevos implantes cerebrales del futuro

cerebro con microchip

Years and Years es una innovadora serie de la BBC (la puedes ver en HBO) que tiene a los Lyon como protagonistas, contando la historia de esta familia británica desde un punto de vista futurista.

Uno de los personajes, la adolescente Bethany Bisme-Lyons, interpretada por la actriz Lydia West, confiesa que es transhumana, lo que quiere decir que no está conforme con las cualidades biológicas que le han tocado y decide introducir un ciberimplante en su cuerpo para convertirse en una especie de híbrido entre un ser humano y un avatar, emoticono o producto controlado por las redes sociales.

via GIPHY

No queremos hacerte spoilers ni destriparte todos los matices del personaje pero, para que te hagas una idea, lo que queremos transmitirte es que la serie plantea a la joven como un producto futurista creado a raíz de la implantación de un sistema tecnológico que la controla desde dentro de su propio organismo.

Parece algo lejano y enrevesado, pero la realidad supera la ficción. ¿Humanos controlados por máquinas? No hay que esperar al futuro, eso ya está aquí.

Elon Musk, el inventor y magnate de Tesla, ha creado una empresa de neurotecnología especializada en implantes que hacen que tu cerebro esté conectado a un ordenador. La compañía se llama Neuralink. ¿Quieres saber más sobre ella?

¿Qué es Neuralink y cuál es su misión? 🤔

Neuralink Corporation es una empresa especializada en el desarrollo de implantes que hacen que tu cerebro esté conectado a internet directamente.

La compañía se encuentra en plena investigación y desarrollo del implante cerebral del futuro, que permitirá tratar a pacientes con desórdenes neurológicos mediante estimulación cerebral.

Su objetivo final es aportar y beneficiarse de la inteligencia artificial y ya se encuentra experimentando con animales junto a investigadores de la Universidad de California.

Musk ha presentado ya el robot con el que se insertará el chip en nuestro cerebro y, aunque están por ver los resultados de esta técnica, el inventor promete mejorar nuestro futuro con sus ideas.

fibra mas movil

Implantes cerebrales para mejorarnos 🧠

Neuralink intenta crear tecnología capaz de conectarse a nuestro cerebro para corregir sus defectos y, por tanto, mejorar sus funciones. ¿No dicen que el cerebro humano sólo utiliza un diez por ciento de su capacidad? Vale, esto es un mito, pero nos sirve como punto de partida porque parece que Musk se ha propuesto sacar el máximo partido a nuestra masa gris y hacer que quienes no tienen la capacidad de aprovechar todas sus funciones consigan hacerlo. Por ejemplo, permitiendo caminar a quienes han perdido la movilidad de las piernas o curando la depresión.

Cojamos con pinzas todas estas promesas. Se esperaba que ya en 2020 se empezara a realizar su primer estudio clínico con humanos, pero parece que, como de costumbre, el magnate ha apuntado más alto de lo que podía llegar.

¿Realmente son posibles estos implantes cerebrales?

A pesar de que a veces el señor Musk parece estar construyendo castillos en el aire, lo cierto es que en algunos casos ha conseguido objetivos inimaginables gracias a su equipo de ingenieros, que han revolucionado la industria de la automoción o de la inteligencia artificial y hasta se muestran capaces de llevarnos al espacio a hacer turismo. ¿Por qué no iban a lograr tener a nuestro cerebro conectado a internet mediante un implante cerebral?

Son muchas las dudas que surgen al respecto, como dónde se va a almacenar la información de nuestro cerebro, porque recordemos que todo lo que hay ahí es imposible de guardar en un disco duro, al menos a día de hoy. ¿Lo conseguirá Musk? En caso de hacerlo, ¿cuánto tiempo necesitará para lograrlo?

¿Cómo funcionan los implantes cerebrales?

Neuralink pretende implantar un chip que lea nuestra actividad cerebral y permita controlar ordenadores de forma inalámbrica o monitorizar nuestra salud.

Musk lo definió como llevar “un Fitbit en tu cráneo con cablecitos”. El chip tendría el tamaño de una moneda y ese robot que hemos mencionado antes lo insertaría en nuestro cerebro quirúrgicamente, como un wearable cerebral.

Sería totalmente indoloro y sin efectos secundarios e iría directamente a nuestra corteza cerebral, donde se almacena la información más compleja de nuestro cerebro.

¿Todo el mundo puede usar este implante?

En principio, Neuralink ha pensado en personas con problemas de salud que se pueden mejorar o solucionar desde el punto de vista de la neurología.

En esto se incluye a personas con sordera, ceguera o parálisis cerebral, entre otros. El chip lo que tratará es de corregir estos problemas que tienen origen neurológico, es decir, que el implante está pensado con aplicaciones médicas, no para que aprendamos en segundos a manejar un helicóptero como si estuviéramos en Matrix.

Yoigo Custom

¿Es el cerebro conectado nuestro futuro? 🔌

Consideramos a Elon Musk como un visionario y quizá por eso se está prestando tanta atención a este ambicioso invento.

Ciertamente, de ser posible su desarrollo, sus aplicaciones en el campo de la medicina podrían ser muy esperanzadores. ¿Por qué no soñar con que un chip de estas características pudiera curar definitivamente el Alzheimer o el Parkinson?

Por ahora, los expertos no las tienen todas consigo. Muchos piensan que unos objetivos de esta magnitud tienen que ver más con la ciencia que con la tecnología. Y, en general, creen que si este invento funcionara serviría para conocer mejor nuestros cerebros pero no para controlarlos y mucho menos para curar simplemente con su implantación un trastorno mental o una enfermedad neurológica en un cerebro dañado.

Tampoco es que se espere que, de conseguirse el milagro, un chip así vaya a ser barato. Hay quien habla de miles de dólares cuando pueda ser comercializado y mucho más cuando sólo exista para bolsillos privilegiados. Neuralink pretende que a largo plazo la conexión cerebro-ordenador sea posible (y accesible) para cualquier persona. ¿Un sueño imposible? A Musk no se lo parece…

Dejar una respuesta