Smart City

Robots autónomos para quitar las malas hierbas a velocidad de láser

robot cultivando

Cada vez que aparece en el mercado un nuevo robot para agricultura nos encanta estar ahí para poder comentarlo. Si hay un mundo que puede verse tremendamente beneficiado por la irrupción de la tecnología ese es sin duda alguna el del campo. De ahí que el flamante robot para quitar malas hierbas que os traemos hoy nos haya dejado de pasta de boniato.

No se nos ocurre trabajo más tedioso que ese, pero ya no es solo que lo cumple a la perfección, es que en una sola hora lleva a cabo el trabajo de 20 jornaleros en ese mismo tiempo. ¡Os contamos todo lo que debéis saber sobre este tipo de tecnología del futuro!

El robot agricultor 🤖

¿Os imagináis un artilugio capaz de erradicar hasta 100.000 malas hierbas en cuestión de una hora? Parece una cifra increíble, pero no de alucinante, ¡sino de no creérselo, vaya! Pero ya os lo podéis empezar a creer, porque resulta que la compañía Carbon Robotics ha creado una de estas invenciones y funciona como la seda.

Para empezar se trata de un vehículo autónomo, o lo que es lo mismo, que no necesita de manejo ni supervisión alguna por parte de un humano. Es inteligente, por lo que sabe perfectamente a dónde tiene que ir, en qué partes de tierra ha trabajado ya y dónde le queda tarea por hacer. Puede trabajar indistintamente de día o de noche sin ningún problema, escanea en tiempo real la existencia de las temidas malas hierbas y se encarga de ellos gracias a los láseres que tiene apuntando al suelo en su base.

¿Y no acabará también con los cultivos? De eso nada, su docena de cámaras le ayudan a diferenciar entre unas plantas y otras, y una vez está seguro… ¡desenfunda y acaba con la amenaza! En una sola hora, este vehículo es capaz de hacer el trabajo de dos jornadas y media de una persona, por lo que resulta una inversión de lo más apetecible para aquel que pueda permitírselo. Desde luego, vistos los números, queda amortizado en tan solo unas cuantas cosechas.

¿Lo único malo? No se ha revelado su precio, aunque ya os adelantamos que barato no va a ser. Eso sí, a pesar de ello la empresa ya ha vendido todas las unidades que tenía disponibles para este año, así que nos da que aún habrá que esperar un poco para ver este artilugio por nuestros campos. Mejor, ¡así nos da tiempo a ir ahorrando algo!

Evolución tecnológica en la agricultura 🌿

La agricultura inteligente o smart ha llegado para quedarse, y lo ha hecho sobre todo gracias al avance del IoT, el internet de las cosas. La aplicación de las nuevas tecnologías al mundo rural no solo ahorra trabajo a los agricultores, sino que se lo proporciona a unos jóvenes que pensaban que no tenían ningún tipo de futuro volviendo a los pueblos. ¿Y sabéis por qué proporciona trabajo? Pues porque permite a los agricultores ser más eficientes con sus explotaciones, ya sean agrarias o ganaderas, y por lo tanto también ahorrar dinero.

La evolución tecnológica en el campo no solo se ha dejado notar con la aparición del robot para quitar malas hierbas que os hemos presentado hoy, esa tan solo es la punta de un iceberg que, todo hay que decirlo, tiene bastante hielo bajo la superficie.

A día de hoy, el campo está lleno de sensores que informan a los equipos técnicos de cómo está la situación en tiempo real. Qué plantas hay que regar, qué frutos están en su punto óptimo de recogida, dónde está un animal perdido o si se está sufriendo algún tipo de plaga que aún tiene solución si se detecta a tiempo. La verdad es que la tecnología ha revolucionado la agricultura tal y como la hemos conocido siempre.

Ahora son el Big Data y las inteligencias artificiales las que mandan. Las que deciden en función de la enorme cantidad de datos que se reciben y que, aunque parezcan dejar un poco de lado a los agricultores, en realidad velan como ningún otro sistema por el bienestar de los cultivos, del ganado y, de paso, del bolsillo de aquellos que se ganan la vida con los frutos de uno de los trabajos más duros que existen.

El futuro es del robot granjero y sus compañeros 

Tal y como pudimos ver en la magnífica Interstellar del enorme Christopher Nolan, el futuro del campo pasa por la automatización de procesos. En solo unos años, todos los trabajos más duros, o al menos la gran mayoría, serán llevados a cabo por elementos robóticos interconectados entre sí para funcionar como un único ente. El robot agrícola ha demostrado ser mucho más que un experimento. A día de hoy es una realidad que lo único que necesita para poder implantarse es un abaratamiento en los costes que democratice su uso.

Si los robots anti malas hierbas son capaces de erradicar este mal a un ritmo hasta 20 veces superior al de un humano, imaginaos lo que un buen diseño puede hacer a la hora de, por ejemplo, recoger fresas. La técnica se ha perfeccionado tantísimo que tan solo hace falta una necesidad para que multitud de ingenieros, informáticos y fabricantes empiecen a devanarse los sesos para ver cómo facilitarnos la vida.

Dicen que la comida ya no sabe como antes, pero… ¿y si el uso del robot para quitar malas hierbas y demás gama de facilitadores del trabajo permitiesen retomar las mejores técnicas de cultivo y los mejores fertilizantes?

  • Uno de los principales problemas de la agricultura actual es el uso de químicos que pueden contaminar el suelo, el agua e incluso la comida.
  • Sin embargo, con un sistema limpio para quitar las malas hierbas y detectando con tiempo las posibles plagas, la dependencia de este tipo de productos se termina.

Parece mentira, pero utilizar las últimas tecnologías podrían hacernos volver a una agricultura más tradicional que nunca. Al menos en lo gustativo, claro está, porque a los robots no les duelen los riñones ni se dejan años de vida de rodillas en la tierra, ¡y eso es genial!

Dejar una respuesta