Smart City

China prohíbe los rascacielos gigantes de más de 500 metros de altura

prohibicion rascacielos china

Hace poco se inauguraba un estrambótico edificio en Benidorm, el más alto de la ciudad, no sin polémica. ¿El motivo? Además de su coste, que lo mantuvo cerca de 15 años en barbecho, el hecho de que fuesen dos torres de 198 metros de altura con un diamante de ocho plantas entre ambos. Además del impacto en el paisaje, de lo que podríamos hablar largo y tendido, estaba el debate de la seguridad, ¿de verdad son seguros estos rascacielos futuristas?

Esta es precisamente la pregunta que se han hecho en China sobre los rascacielos, y de ella se ha desprendido una medida que sorprende de un país que apenas un año antes estrenaba un espectacular rascacielos horizontal: una estructura de más de 300 metros de ancho ‘acostada’ sobre cuatro enormes torres. Pues no, esto se acabó. Aunque es cierto que la construcción vertical cuenta con grandes ventajas, no lo es menos que, alcanzada cierta altura, supone un auténtico peligro para la vida humana. ¡Os contamos todo lo que sabemos al respecto!

¿Qué es un rascacielos? 🏙️

Todos hemos escuchado en alguna ocasión la palabra rascacielos e incluso podríamos decir que sabríamos identificar uno nada más verlo, pero… ¿sabríais definir qué es un rascacielos? Por lo general, cuando nos hacen una pregunta así de directa nos meten en un aprieto, ¿acaso existe una altura concreta a partir de la cual un edificio deja de ser un edificio normal para entrar en el selecto grupo de los rascacielos?

Para nada, no os preocupéis, que esto no es como la batallita que se estuvieron trayéndose los dueños de Virgin y Blue Origin por cuál quién de los dos se convertía en el primer turista espacial. 

Un rascacielos, como su propio nombre indica, es un edificio ‘que rasca el cielo’. Es decir, que es bastante más alto que la media, ¡aunque dicha media varía en función del entorno en el que este se ubique! De hecho, el edificio de Benidorm que hemos mencionado no sería más que una casita al lado de algunos de los rascacielos más imponentes de ciudades como Nueva York o Chicago, ¡y eso que los estadounidenses ya no son los más altos del mundo! Varios países asiáticos les han tomado la delantera, aunque tal y como venimos a contaros hoy… parece que China dejará de ser uno de ellos. Y que dejará de serlo desde mucho antes de lo que cabría imaginar.

El problema es que, aunque la técnica ha permitido levantar edificios cercanos a los 1.000 metros de altura, el Gobierno chino ha decidido que nunca más se edificarán edificios tan altos dentro de sus fronteras. Ni de 1.000 metros, ni de 500… y más bajitos de eso, ya se verá. Todo viene por un problema de seguridad en las construcciones, pero veámoslo con un poco más de detenimiento…

En qué consiste la medida con los rascacielos en China 📏

Como ya hemos comentado, que poco más de un año después de inaugurar un imponente rascacielos horizontal en China sea el propio gigante asiático el que pretenda ponerle puertas al campo es, cuanto menos, curioso… pero es así. 

  • Sus gobernantes han aprobado que no puedan construirse edificios más altos de 500 metros en toda China nunca más. 
  • Pero no solo eso, sino que los que lleguen de ahora en adelante serán excepciones, ya que habrá fuertes restricciones a la hora de edificar rascacielos de más de 250 metros.
  • Es más, todo aquel edificio que mida más de 100 metros deberá pasar estrictos controles estructurales en periodos de tiempo muy bien definidos por la ley.

¿Y todo esto por qué? Por lo visto, los técnicos chinos han detectado no solo que los daños estructurales en los rascacielos pueden ser fatídicos, algo que ya podíamos suponernos. Además, han comprobado que una legislación demasiado laxa en este sentido en los últimos años podría provocar efectos muy similares a los ocurridos con una torre de viviendas en Miami unas semanas antes de anunciar esta decisión. Es decir, derrumbes con cientos de muertos y desaparecidos.

ASí, uno de los países más opacos del panorama internacional demuestra que, aunque solo sea un poco, antepone el bienestar de sus ciudadanos a posibles títulos de ‘el más’, algo que hace tan solo unos años habría sido verdaderamente impensable. ¿Y qué pasa, por poner un ejemplo, con la Torre de Shanghai? Esta edificación supera ampliamente los 625 metros, pero como comprenderéis… ¡no la van a echar abajo! Lo más probable es que, con las nuevas limitaciones a la hora de construir, los técnicos puedan centrar sus esfuerzos en estas ‘excepciones’ a partir de ahora. Y más les vale ponerse las pilas, ¡porque no van a dejar pasar ni una!

Yoigo Custom

Cuándo entra en vigor 🗓️

La verdad es que aún no sabemos muy bien a partir de cuándo quedará prohibido construir este tipo de torres, pero lo que sí parece seguro es que los (nuevos) rascacielos tienen los días contados en el país asiático. 

El principal motivo, por lo visto, fue el inexplicable bamboleo de un edificio de en torno a 300 metros en Shenzhen unos meses antes de anunciarse esta medida. Se sabe que no hubo ningún terremoto en la zona, por lo que si fue el viento el que provocó los movimientos que vimos  en redes sociales… ¡la verdad es que el asunto da bastante miedito!

Lo que no sabemos es cómo afectará este anuncio al mundo occidental. No parece que las grandes superpotencias vayan a renunciar así como así a contar con este tipo de megaestructuras en sus ciudades más importantes. Eso sí, la decisión no es sencilla, porque si un día llega a ocurrir una desgracia, sabiendo lo que decidió China, será muy complicado mirar para otro lado.

Pensadlo por un momento, ¿seríais capaces de hacer vuestra vida en el piso 83 del Empire State Building neoyorquino? Para subir a ver las vistas, pero amanecer todos los días en un rascacielos en China como ese… ¡como que no!

De momento, lo que sí es seguro es que los rascacielos con fechas próximas se acabarán como estaba previsto. Serán la muestra de lo que un día fue un imperio inmobiliario. Al menos, los que consigan quedar en pie….

Dejar una respuesta