Smart City

El drone repartidor, ¿tecnología madura o promesa incumplida?

drone repartidor pizza

A finales del mes de septiembre de 2021 saltaban las alarmas: el auge de los robots de delivery y los drones repartidores comenzaba a amenazar millones de trabajos de personas que hasta ahora habían estado ganándose la vida con esta actividad. La pandemia de coronavirus supuso un gran arreón para este tipo de actividad económica, ya que fueron muchos los que descubrieron que podían desarrollar la mayoría de sus actividades sin tener que salir de casa, y una de las principales eran las compras.

¿El problema? Que los empresarios, que siempre están pensando en cómo abaratar costes, no parecieron ver con agrado el hecho de tener que meter a repartidores en nómina o de tener que contar con compañías de reparto externas. Una vez más, la tecnología llegaba para aportar soluciones, aunque… ¿hasta qué punto? Son los drones para repartir paquetes una solución real o se quedarán únicamente en una promesa más que no pasa de la teoría? ¡Vamos a verlo!

La tecnología actual de drones repartidores 🚁

La tecnología de los drones, vehículos no tripulados, comenzó utilizándose, como de costumbre, para aplicaciones militares. Se trataba de una forma relativamente económica de desarrollar tareas de vigilancia o incluso de lanzar proyectiles sobre territorios conflictivos, sobre todo si tenemos en cuenta que la alternativa era perder apartados de mayores dimensiones y, sobre todo, vidas humanas por el camino.

Eso sí, del mismo modo que internet comenzó como un recurso militar, o que cada vez son más los avances de la NASA para los astronautas que terminan adquiriendo (con el paso de los años) usos civiles, los drones han ido haciéndose cada vez más habituales entre nosotros. 

Uno de los usos más impresionantes que hemos podido ver ha sido el de tomar imágenes desde las alturas, a vista de pájaro, una perspectiva reservada hasta hace poco para unos cuantos privilegiados. Sin embargo, también hemos podido observar cómo se utilizan en tareas de socorrismo, llevando un flotador a la víctima mientras el dispositivo de rescate se prepara para atenderla, o más recientemente en la isla de La Palma para llevar alimento e incluso rescatar a animales aislados en mitad de la erupción del volcán Cumbre Vieja.

La tecnología más básica del dron de reparto está, ya tenemos aparatos capaces de transportar grandes pesos de un punto a otro del mapa. El problema, de momento, está en la autonomía de estos aparatos, su fiabilidad y su inteligencia, algo que a buen seguro cambiará con la llegada del coche inteligente y sus sensores de última generación.

Además, la legislación también tendrá que adaptarse a esta nueva situación. Sí, suena a engorro, pero… ¿qué pasaría si un dron repartidor de Amazon cayese cargado del cielo sobre la cabeza de alguien? ¡Pues eso!

Repartiendo paquetes o comida más rápido ☄️

Desde luego, lo que sí parece claro es que un dron para repartir a domicilio sería mucho más rápido, eficiente y, a medio plazo, económico que un repartidor humano. Ahora bien, ¿quién ha dicho que los drones de reparto deban ser aéreos? La verdad es que vemos mucho más factible, ahora que son muchas las compañías que están volcando sus esfuerzos en ‘dar a luz’ al coche autónomo, que los primeros drones de reparto 100% funcionales vayan sobre cuatro ruedas. Cierto, nos tocará salir a la puerta de casa a recoger nuestra mercancía, pero al margen de esa pequeña ‘molestia’… este tipo de tecnología parece mucho más factible, sobre todo a nivel legal.

En países como China o Emiratos Árabes Unidos (los hemos visto en Dubái) ya hay drones sobre ruedas que circulan por las urbes a modo de máquinas expendedoras autónomas. ¿Te apetece un refresco, una botellita de agua o algún snack con el que saciar el hambre? Sin problema, lo detienes, insertas el dinero que te solicite y adquieres al momento eso que te apetecía tanto.

Eso sí, la siguiente evolución del drone repartidor debe ser la del reparto a demanda, desde luego. Que pidas una pizza y que, en menos de lo que canta un gallo, tengas a tu dron repartidor de pizza en la puerta de casa con el manjar, como aquel que dice, recién salido del horno.

Lo que no podemos hacer es acomodarnos con los drones de reparto sobre tres o cuatro ruedas, y os contamos el porqué utilizando el mismo ejemplo de la pizza, que nos viene de maravilla: la forma más rápida de unir dos puntos geográficos siempre es la línea recta, y el único medio que garantiza que una pizza llegará caliente a casa es el aéreo. Volar es instantaneidad.

Yoigo Custom

¿Cuándo estarán disponibles los drones para repartir comida? 🗓️

Los ejemplos de China y Dubái no son los únicos que existen, ya que este mismo verano los veraneantes con más posibilidades económicas de Ibiza han podido, gracias al servicio Drone to Yatch, disfrutar de comida exclusiva de restaurantes de lujo en mitad del mar, sin tener que mover sus yates para nada. ¿El problema? Tal y como ya hemos mencionado, una legislación que aún no ve del todo claro que el drone repartidor volador sobrevuele nuestras cabezas con una carga que puede resultar mortal en caso de accidente.

Y ojo, porque ocurren. A principios del mes de octubre de 2021, un error humano hacía que los 200 drones de un espectáculo de luces en China se fuesen al suelo. De ahí que insistamos en la necesidad de que el apartado inteligente de este tipo de aeronaves sea desarrollado en su máximo sentido, ya que será lo que determine hasta qué punto se puede dejar a este tipo de ingenios surcar nuestros cielos con total confianza.

Lamentablemente, aunque casi podemos tocar al drone repartidor con los dedos, nos da que aún tardaremos unos cuantos años en verlos operar con normalidad en España. Nos extrañaría bastante que este tipo de servicio se normalice en nuestro país antes de 2030, aunque en este tipo de avances casi siempre mandan los americanos, así que habrá que ver qué noticias llegan desde el otro lado del charco, ¡puede que la cosa termine acelerándose un poco!

Dejar una respuesta