Smart City

Métodos para ahorrar energía en casa, controla tu gasto energético y ahorra en la factura

Persona con bombilla en mano

Cuando se juntan el hambre y las ganas de comer, o nos adaptamos a la nueva situación o estamos perdidos. Esto es lo que ha pasado con el consumo de energía eléctrica en nuestro país. Se han unido una situación de pandemia global como no habíamos vivido nunca, con su correspondiente crisis económica, y un momento en el que nuestro planeta está peor que nunca por culpa de los abusos a los que lo hemos sometido. Ha sido esta suerte de tormenta perfecta la que ha hecho que nos pongamos a buscar como locos métodos para ahorrar energía en casa.

Si lo pensamos, esta preocupación nos ha acompañado siempre. Cómo ahorrar energía con el aire acondicionado, cómo ahorrar energía en verano o en invierno… El problema es que ya no hablamos únicamente de ahorrar en energía eléctrica, sino de poder pagarla. Y de buscar ideas para ahorrar energía que conviertan el desarrollo de nuestra sociedad en un desarrollo sostenible para el medioambiente. Como veis, un doble problema que problema para el que podemos matar dos pájaros de un tiro. Basta con aplicar buenos consejos para ahorrar energía y cuidar el medio ambiente, y a eso precisamente hemos venido hoy en Tecnología del Futuro.

Tomad buena nota, que todo lo que tenemos que contaros os interesa. Vamos a hablaros de qué dispositivos de ahorro de energía eléctrica utilizar, pero también de por qué es importante ir pensando en adaptar vuestros hogares a los nuevos tiempos. ¡Vamos con ello!

Sistemas de ahorro de energía eléctrica 💡

Una vez claro por qué ahorrar energía, toca empezar a ver cuáles son los mejores sistemas para hacerlo. El primero que se nos viene a la cabeza, desde luego, es el ahorro con placas solares. La energía que nos proporciona el astro rey puede convertirse en energía eléctrica para darnos luz, pero no solo eso. Los calentadores eléctricos con placas solares consiguen surtirnos de agua caliente sin usar energía eléctrica ni gas, por lo que las placas son uno de los mejores sistemas de ahorro de energía eléctrica que podemos encontrar. Eso sí, no son el único ni de lejos. ¡aquí os dejamos una selección de las mejores alternativas si es que no podemos instalar unas en casa o se nos van de presupuesto!

  • Generadores de energía eólica: ¿Es factible tener un molino de viento en casa? Desde luego que sí, sobre todo porque no son tan grandes como los que vemos cuando circulamos por la carretera. De hecho, puede que ni siquiera tengan la misma forma. Los hay horizontales, mucho más recogiditos, y no necesitan de grandes rachas de viento para funcionar, por lo que son aptos para cualquier lugar.
  • Aislamiento térmico, una inversión en calidad de vida: Uno de los detalles en los que más empeño se está haciendo últimamente. Las construcciones antiguas pierden calor y frío por todas partes. Las conexiones entre paredes y ventanas, un acristalamiento inadecuado… Con un buen aislamiento de nuestro hogar, el ahorro de energía eléctrica es automático. El cambio de puertas y ventanas es obligatorio, al igual que la adecuación de los cajones de las persianas, ¡resulta que por ahí se escapa gran parte de lo que gastamos en energía eléctrica!

Otros sistemas de ahorro energético

Tal y como veremos en el apartado que viene a continuación, la domótica se ha convertido en una de las mejores ideas para ahorrar energía. Dicen que no es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia, y en el tema de ahorrar energía eléctrica podríamos decir algo parecido. El control total que tenemos sobre el gasto de energía gracias a los métodos para ahorrar energía en casa más avanzados del mercado se convierte en nuestro mejor aliado a la hora de reducir nuestra factura.

Además, las casas pasivas, con una arquitectura especialmente pensada para disminuir al máximo el consumo energético sin sacrificar por ello el hecho de disfrutar de una temperatura óptima en casa, es otro de los grandes sistemas de ahorro de energía eléctrica. Eso sí, de los que tenemos disponibles es, sin duda alguna, el menos asequible de todos, aunque si estáis pensando en cambiar de casa pronto amortizaréis la inversión en poco más de diez años, ¡y después, a vivir!

fibra mas movil

5 formas de ahorrar energía en casa 🏠

Podríamos hablar de 6 medidas para ahorrar energía, ¡o de muchísimas más! Eso sí, como dicen que lo bueno, si breve, dos veces bueno,  pero hemos considerado que lo mejor será comenzar por estas 5 formas de ahorrar energía eléctrica en el hogar. ¿Por qué? Pues porque el 5 nos parece un buen número, mucho más allá de preferencias y supersticiones. Son suficientes formas como para notar un cambio en lo que a ahorrar energía eléctrica en el hogar se refiere, pero no son demasiadas como para que las veamos inabarcables. ¿A vosotros no os pasa que cuando veis listados kilométricos solo por la pereza que os da empezar! ¡Pues eso es precisamente lo que hemos querido evitar!

Por eso, hemos decidido empezar por estos 5 consejos para ahorrar energía en casa. Si os gustan, los veis útiles y nos contáis en los comentarios que habéis decidido aplicarlos y habéis notado un ahorro en la factura, prometemos volver con más. Ojo, no solo lo hacemos por ahorrarnos unos euritos, que, todo hay que decirlo, no está de más tal y como está la situación económica. Es vital ahorrar energía para cuidar el medio ambiente,  por lo que estos 5 métodos para ahorrar energía en casa cumplen en realidad una función doble. Por un lado son realmente geniales para ahorrar energía en casa, y por el otro cuidan nuestro entorno.

Encontrar sistemas de ahorro de energía eléctrica efectivos a la par de económicos se convierte en una verdadera prioridad en cada vez más hogares españoles, así que si no queréis quedaros a la cola del progreso… tomad buena nota de todo lo que vamos a contaros a continuación, ¡se vienen algunos de los mejores métodos de ahorro energético de la actualidad en Tecnología del Futuro!

Cómo funciona una bombilla inteligente

Lo más probable es que, a estas alturas del cuento, estéis más que sensibilizados con el maravilloso mundo de las bombillas inteligentes. Es de los primeros dispositivos que nos aparece cuando hacemos una búsqueda, y también resulta de lo más asequible. Parecía que el cambio de las bombillas de filamento a la iluminación led sería todo un trauma. De hecho, todos conocemos a alguien que fue a por un cargamento de bombillas antiguas antes de que las quitasen de la circulación. Y si no, tal y como suele decir La Vecina Rubia, es que fuimos nosotros.

Pero no. Las bombillas led empezaron a echarnos un cable a la hora de empezar a descubrir qué hacer para ahorrar energía, y fueron la puerta definitiva a convertir este elemento tan cotidiano de nuestros hogares en un dispositivo conectado. Eso sí, además de para iluminar las estancias de nuestro hogar por un poquito menos de dinero, ¿sabemos exactamente para qué sirven las bombillas inteligentes? Para empezar, están conectadas a nuestra red wifi, lo que permite que las controlemos tanto desde nuestro smartphone, con una app dedicada, como desde nuestros dispositivos de voz.

  • Podemos encenderlas y apagarlas con la voz o nuestro teléfono
  • También pedirles con nuestra voz que bajen su intensidad o cambien de color
  • Duran más
  • Consumen mucho menos

¿Puede haber un elemento doméstico que nos ayude a ahorrar energía eléctrica más perfecto que este? Puede, desde luego, y vendrán muchos más, pero por lo que cuesta iniciarse en el camino de las bombillas inteligentes en Amazon… ¡merece muchísimo la pena que nuestros primeros pasos sean en este sentido! Además, ¡el puntazo de decirle a Alexa o Google Nest que nos ponga música romántica y nos baje las luces en mitad de una ocasión especial no está pagado con dinero!

Qué es un termostato inteligente 

Poner el aire acondicionado, o la calefacción, y dejarlos toda la tarde por el mero hecho de la pereza de pensar en levantarnos a quitarlo y empezar a pasarlo regulín. ¿Os suena esa sensación? A vosotros y a nosotros, claro está. O peor, irnos de casa un fin de semana, volver el domingo por la tarde y descubrir que nos dejamos puesto el climatizador el día que nos fuimos. Temblamos solo de pensar en la factura de la luz que nos llegará al mes siguiente, ¡y eso que hace tiempo que no nos pasa! Pero… ¿qué nos diríais si os decimos que todo eso se acabó con un termostato inteligente?

Este tipo de elementos domóticos han llegado para hacernos la vida un poquito más sencilla. Para empezar, al igual que las bombillas, están conectados a internet. Esto hace que controlarlos con nuestro smartphone, aunque no estemos en casa, resulte tremendamente sencillo. Por ejemplo, podemos activarlo cuando vayamos a salir del trabajo y programarlo para que se apague a la media hora de llegar. De ese modo, al llegar a casa encontraremos una temperatura perfecta, y el choque térmico hará que no necesitemos más minutos de funcionamiento de la cuenta. ¿Otra ventaja de estos sistemas conectados? Que podemos programarlos y desprogramarlos a nuestro antojo, ¡ahorrar energía en el hogar estando más cómodos nunca había sido tan fácil!

Lo más probable es que más de uno estéis pensando que sí, que muy bien, pero que a ver cómo instalar un termostato inteligente, ¿verdad? En estos casos, lo más indicado siempre es recurrir a un profesional. Él será el encargado de evaluar la complejidad de nuestro hogar e indicarnos el termostato inteligente que más nos conviene. Eso sí, también podemos probar a instalarlo nosotros, desde luego, ¡Youtube proveerá!

Electrodomésticos inteligentes, aparatos que ahorran energía

Ahorrar energía eléctrica en casa es fácil si se sabe cómo, y basta con poner la tele un rato, sobre todo en época de Black Friday, para coger unas cuantas ideas. El sistema de hogares conectados es cada vez más habitual en nuestro país. De hecho, rara es la vivienda que no cuenta ya con uno o varios electrodomésticos inteligentes en su interior. Eso qué, ¿qué es exactamente un electrodoméstico inteligente? Pues ni más ni menos que dispositivos conectados que automatizan cierta parte de su funcionamiento, que cada vez es mayor.

Esta automatización siguiendo los estándares de cada marca, que solemos poder personalizar a nuestro gusto, nos garantizan un ahorro de energía eléctrica considerable. Ahora bien, a día de hoy, ¿qué electrodomésticos inteligentes son los que ofrecen una mejor relación calidad/ahorro? ¡Echemos un vistazo a los que deberíamos tener ya por casa sí o sí!

  • Aspiradora inteligente, se acabó barrer y fregar: Se han convertido en las estrellas absolutas de nuestro hogares. Llegar a casa y encontrar el suelo impecable ha dejado de ser cosa de millonetis que tienen contratado servicio del hogar. Tan fácil como activar nuestra aspiradora smart desde el trabajo con nuestro teléfono móvil, ¡y ya! Desde hace tiempo, hay modelos que también friegan, ¡el combo perfecto!
  • Lavadora y secadora inteligentes, otro rollo: El Sergio Busquets y el Casemiro de casa. No hacen mucho ruido, pero hacen el trabajo sucio como nadie. Eso sí, los modelos inteligentes actuales van mucho más allá de calcular la carga y actuar en consecuencia. Si buscamos cómo ahorrar energía y agua en el hogar, esta es nuestra respuesta. Desde percibir la cantidad de ropa para ver cuánta agua, cuánto detergente y cuánto suavizante utilizar, a avisarnos desde nuestro dispositivo Alexa, ¡o comprar el detergente online!

Otros electrodomésticos inteligentes que son buenas ideas para ahorrar energía

Seguimos con los métodos para ahorrar energía en casa. Además de los dispositivos inteligentes dedicados al entretenimiento, como pueden ser los televisores, o las ya mencionadas aspiradoras, lavadoras y secadoras, hay más opciones que pueden ahorrarnos un buen pellizco a final de año.

  • Lavavajillas inteligente: Con el lavavajillas nos pasa como con las duchas. Sí, sobre el papel podríamos gastar menos agua duchándonos que bañándonos, pero si la ducha es de 30 minutos… la ecuación no cuadra. Así que sí, si fregásemos cortando el agua no habría discusión, pero muy poca gente lo hace bien. Por eso, contar con un aparato que es capaz de calcular su carga y utilizar únicamente el agua y la energía eléctrica estrictamente necesarias es un auténtico salvavidas.
  • Calefactores de bajo consumo: Si la opción de instalar un termostato inteligente no termina de convencernos, siempre podemos tirar de calefactores conectados de bajo consumo. Podremos programarlos del mismo modo que los termostatos, desde nuestra tablet o smartphone, y gastan mucho menos que los clásicos.

Como veis, por falta de opciones no será. Cada vez son más los electrodomésticos inteligentes que llevan el ahorro energía por bandera. El Gobierno español quiere que para 2050 el 100% de la energía que se consuma en España venga de fuentes renovables, por lo que la clave de aquí en adelante será la eficiencia energética.

Enchufes conectados, la mejor solución para los electrodomésticos ‘de siempre’

Hasta ahora, las 3 formas de ahorrar energía en casa que hemos comentado implican cierto gasto en modernizar algunos aparatos domésticos. ¿Pero qué pasa si no podemos permitirnos una actualización radical de nuestros electrodomésticos? ¿No hay métodos para ahorrar energía en casa para nosotros? No os preocupéis, por supuesto que sí, hay maneras de ahorrar energía aptas para todos los bolsillos, y los enchufes inteligentes pueden ser la respuesta que estáis buscando. En efecto, también hay enchufes conectados vía wifi, ¡ahora os estaréis preguntando para qué sirven!

Muy fácil, basta con sustituir las regletas de siempre por enchufes inteligentes que podremos programar sin ningún problema desde nuestro móvil o tablet. Y ordenar con nuestra voz que se enciendan o apaguen a nuestro antojo. Se acabó el dejarnos la tele con la lucecita roja eternamente, la videoconsola en modo reposo por accidente o la secadora avisando toda la noche de que ha terminado el programa. Una simple frase desde la cama, o antes de meternos en ella, o una programación automática para que todo se apague a una hora determinada. Un bombazo, vaya, ¡y basta con hacer una búsqueda en Amazon para ver que no supone una inversión desmesurada!

Cuando empezamos a buscar de qué manera podemos ahorrar energía en nuestro hogar, tendemos a pensar que todo será demasiado caro. Que la tecnología necesaria es poco accesible y que, por lo tanto, no está hecha para nosotros. Y de eso nada. Si de verdad quiero ahorrar energía, encontrar la mejor manera de hacerlo es cuestión de tiempo y un poco de paciencia. Basta con esas dos herramientas para empezar a reducir nuestras facturas y de paso echarle un cable al medioambiente. Los aviones son muy dañinos para la atmósfera, pero a disminuir nuestra huella de carbono se empieza en casa.

Tarifas especiales con periodos de carencia, ¡un inventazo!

Cada vez son más las empresas que se ofrecen para ser nuestros proveedores de energía eléctrica, y por consecuencia son más también las ofertas que nos llegan. Eso sí, no confundáis cómo ahorrar energía eléctrica en el hogar con cómo pagar menos energía eléctrica. Es decir, que las tarifas eléctricas con ofertas de varias horas al día totalmente gratis están muy bien, pero con ellas no estamos ahorrando energía eléctrica, sino que estamos ahorrando en energía eléctrica. Tal y como decíamos en el título de este apartado, son un inventazo, pero si lo que nos preocupa es el medioambiente… necesitamos otro tipo de solución.

Concretamente, buscar una tarifa más baja. Esto implica automáticamente una pérdida de potencia, por lo que si no queremos quedarnos a oscuras… volvemos a la solución de cambiar electrodomésticos desfasados por otros más eficientes. El futuro de los métodos para ahorrar energía en casa pasa por cómo la utilicemos nosotros, desde luego, pero también por cómo la utilicen nuestros electrodomésticos. Entendemos que este cambio no siempre puede hacerse ‘por las bravas’, que hay que ir poquito a poco. Por eso conviene echar un buen vistazo en fechas como el Black Friday Amazon o los días sin IVA de las distintas tiendas que tienen a bien ofrecerlo.

El hecho de que ahora haya más competencia ha hecho que algunas eléctricas hayan tenido que ajustar mucho más sus precios, pero nuestro horizonte en el ahorro de energía debe ser un poco más amplio. Vivimos en una época en la que al fin hemos despertado del letargo de dañar nuestro planeta sin control. Ahorrar energía eléctrica es pagar menos, sí, pero también alargar la vida de la Tierra que nos acoge. Llegaremos a Marte, desde luego, pero hasta que sepamos si podemos vivir allí… ¡más nos vale cuidarla!

Yoigo Custom

Cuidar el medio ambiente bajando la factura de la luz 💶

Como ya hemos mencionado a lo largo de la entrada de hoy, disminuyendo nuestra factura de la luz matamos dos pájaros de un tiro haciendo mucho por nuestro medio ambiente. De ahí la importancia de conocer al dedillo las acciones para ahorrar energía y sus beneficios, así como de saber exactamente cuál nos conviene aplicar en nuestro hogar en cada momento. Los beneficios de ahorrar energía son muchos, pero pocos dan tanta satisfacción como contribuir a la disminución del agujero de la capa de ozono y, con ello, ayudar a frenar el cambio climático que tanto daño está demostrando hacer a nuestro planeta por mucho que Donald Trump se empeñase en negarlo.

Las grandes multinacionales tienen que cambiar muchísimas cosas en sus procesos productivos para terminar con esta lacra de una vez por todas, ahí estamos de acuerdo. Pero a veces no somos conscientes de que nosotros podemos hacer mucho sin salir de nuestro hogar. Conocer y aplicar los métodos para ahorrar energía en casa es vital para disminuir considerablemente nuestra huella de carbono.

Y ahora que ya conocemos la importancia de ahorrar energía, ¿cuál de estas soluciones sobre cómo ahorrar energía eléctrica en el hogar os ha gustado más? ¿Cuál consideráis más viable? Lo sabemos, no hay cambio sencillo, y menos aún cuando acarrea un gasto económico, pero este tipo de cosas hay que verlas más bien como una inversión en ahorro a medio plazo, ¡y en calidad de vida prácticamente de inmediato!

Dejar una respuesta