Smart City

Parques eólicos marinos en España, el futuro de la energía

molinos eolicos en el mar

Greta Thunberg, una adolescente de sólo 17 años, se convirtió en uno de los personajes más influyentes del 2019 por su activismo medioambiental. Su mensaje caló muy hondo en la sociedad y, al igual que otros movimientos sociales de la actualidad, cada vez es mayor la concienciación colectiva por la conservación sostenible del planeta.

Es por eso que gobiernos y grandes compañías se afanan por encontrar nuevas vías ecológicas de generación de energía para que el mundo siga funcionando y esto ha hecho, ya desde hace unos años, que las energías renovables hayan experimentado un gran auge a nivel global.

Entre esas nuevas formas de desarrollo sostenible se encuentran las llamadas energías eólicas marinas, que son de las más eficientes y rentables en la actualidad.

Los parques eólicos marinos aprovechan la velocidad del viento para obtener energía gracias a unos aerogeneradores que se instalan en el mar, un lugar donde la velocidad es más constante y productiva.

Cómo funciona un parque eólico 🤔

Al igual que los parques eólicos terrestres, los marinos aprovechan la velocidad del viento para generar energía eléctrica. Esto se logra gracias, como hemos apuntado antes, a unos aerogeneradores que se ubican dentro del mar.

Al no existir barreras geográficas, en alta mar la velocidad del viento es más constante y llega con más fuerza, lo que permite obtener una fuente de energía limpia y renovable.

La instalación de estas megaestructuras en el fondo del mar, que cuentan con innovaciones técnicas muy punteras, permite explotar al máximo este recurso natural.

Estos grandes molinos eólicos en el mar se sitúan en aguas no muy profundas pero alejados de la costa, de las rutas de tráfico marino, de los espacios de interés ecológico o de instalaciones estratégicas navales.

¿Cómo funciona un parque eólico marino?

  • Las palas de los grandes molinos giran gracias a la fuerza del viento
  • El movimiento de las palas hace girar una turbina a la que éstas están conectadas
  • Su potente mecanismo transmite esa gran velocidad de movimiento a un aerogenerador
  • El aerogenerador transforma la energía cinética en electricidad
  • Esa electricidad es transmitida a una subestación y ahí se transforma en corriente de alto voltaje
  • Esa corriente se distribuye a través de la red eléctrica hasta los hogares
fibra mas movil

Molinos eólicos en el mar 🌊

¿Qué diría Don Quijote si viera este tipo de megaestructuras? El mar abre nuevas oportunidades de generación de energía, pero con los mismos principios que los parques eólicos terrestres. Se pueden instalar maquinarias más grandes, parques más amplios y en unas condiciones de viento más favorables que en tierra.

Estos molinos eólicos en el mar son cada vez más frecuentes. En Europa, Reino Unido está a la cabeza de este tipo de instalaciones, seguido de Alemania, Dinamarca y Bélgica. Precisamente al norte de Alemania, Iberdrola inauguró a finales de 2018 el primer parque eólico marino construido enteramente por una empresa española. Cuenta con 34 kilómetros cuadrados de superficie en el mar Báltico.

¿Qué ventajas y desventajas tienen los parques eólicos marinos?

Como te decimos, la proliferación de este tipo de parques eólicos situados en el mar obedece a unas mejores posibilidades que las que ofrece la tierra. Veamos cuáles son las ventajas de la energía eólica marina:

  • Se obtiene energía renovable, no contaminante e inagotable.
  • Mayor vida útil que un parque eólico terrestre.
  • Velocidad del viento constante por la falta de obstáculos geográficos y, por tanto, mayor aprovechamiento de dicho viento.
  • Menos turbulencias por la existencia de temperaturas menos acusadas que en tierra.
  • Menor impacto visual y acústico por su ubicación mar adentro.
  • Se pueden aprovechar extensas superficies para su instalación.

Entre los inconvenientes que encontramos para los parques eólicos marinos están su alto coste de instalación y la complicada infraestructura de cableado para el fondo marino que necesitan, por lo que es más difícil de instalar y mantener.

Yoigo Custom

El futuro de esta tecnología 🔮

En la costa de Cumbria, al noroeste de Inglaterra, se ubica Walney Extension, el parque eólico marino más grande del mundo, que tiene 659 MW de potencia instalada y es propiedad de la compañía danesa Ørsted.

La previsión para el futuro de este tipo de infraestructuras es muy prometedora. De hecho, muchos auguran que se termine imponiendo a la terrestre porque en el mar todavía hay mucho ‘terreno’ por explotar.

La energía eólica en España

España cuenta con una industria líder en el sector eólico terrestre y en investigación y desarrollo de energía eólica marina. Ya te hemos contado que Iberdrola cuenta con unas instalaciones de este tipo en Alemania y los principales proyectos mundiales en este campo llevan firma española.

Por eso es muy llamativo que en nuestro país, por el momento, no exista ningún parque eólico marino. ¿Qué lo explica? Principalmente, que la gran envergadura de estos proyectos eólicos requiere de inversión privada y pública y las administraciones no están apostando de momento por ello.

La empresa gallega Greenalia ha puesto en marcha en las islas Canarias el proyecto Elisa, el que será el primer parque eólico marino en España. Contará con una potencia de 50 MW (ya hemos visto que el parque Walney Extension, el más grande del mundo, tiene una potencia de 659 MW) y requerirá de una inversión de 114,2 millones de euros, aunque todavía tiene que ser aprobado por el Gobierno central.

Aparte de la falta de inversión pública, las costas españolas tienen un inconveniente para la instalación de este tipo de infraestructuras: cuentan con profundidades superiores a los 60 metros y en distancias muy cercanas a la costa, por lo que tendrían que instalarse en estructuras flotantes para dar estabilidad a los aerogeneradores. Eso incrementa más su coste.

Pero nuestro país no puede ser ajeno a esta oportunidad de generación de energías renovables, por lo que se prevé que ese tipo de maquinarias empiecen a verse más pronto que tarde en nuestras costas.

España ya trabaja en proyectos experimentales y cuenta con una hoja de ruta que estima que en 2025 haya aerogeneradores marinos por toda la costa. Existen la tecnología y las empresas necesarias para poder poner en marcha estos proyectos con los que obtener energía limpia y sostenible y su implantación será un importante factor de desarrollo para nuestro país. No se contempla el futuro sin estos parques eólicos marinos.

Dejar una respuesta