Smart City

Te ayudamos a preparar tu espacio para el teletrabajo en casa

teletrabajando en casa

Durante años, las empresas se han negado a concedernos el deseo de trabajar desde casa. Mientras que otros países europeos llevan décadas permitiendo a sus empleados trabajar incluso desde otro países, en España teletrabajar era sinónimo de baja productividad, ¡al menos desde el punto de vista del empresario! Sin embargo, la pandemia de coronavirus cambió las normas de un día para otro. La única forma de mantener abiertas muchas empresas fue enviar a sus empleados a casa, sin material y sin un espacio para el teletrabajo adecuado, eso sí.

Lo que podía haberse hecho escalonadamente hace años, ocurrió de sopetón, sin inversión y sin aviso previo. Bien, porque al fin podíamos conciliar nuestra vida laboral con la familiar, pero mal en el sentido de que se dispararon las molestias musculares. Los dolores de espalda, de cuello o de muñecas fueron una constante, ¿pero por qué? Pues porque no teníamos un set up de teletrabajo debidamente acondicionado. Eso sí, después del post de hoy esto se acabó. Tras cerca de un año, ha llegado el momento de cogerle el paso al teletrabajo y empezar a disfrutarlo, ¡ha llegado la hora de aprender a configurar un espacio de teletrabajo óptimo!

¿Cómo es un espacio adecuado para el teletrabajo? 👩‍💻

Cuando hablamos de espacios adecuados para el teletrabajo no nos referimos a que os gastéis cientos de euros (hemos visto quien se ha dejado incluso más) para replicar el ambiente de vuestro centro de trabajo. Necesitamos un lugar cómodo, libre de distracciones dentro de la medida de lo posible y en el que podamos hablar con libertad en caso de necesidad.

  • Es decir, no necesitamos comprar un escritorio a la última, pero sí tener una mesa con una altura que nos permita mantener una postura apropiada.
  • Del mismo modo, no podemos pretender pasar de 6 a 8 horas al día sentados en un taburete, ni siquiera aunque tenga respaldo.

Un espacio adecuado para el teletrabajo es aquel que reúne las condiciones mínimas para desarrollar nuestra actividad laboral con plenas garantías para nuestra salud, tanto física como mental. Necesitamos el mobiliario adecuado, pero también la luz apropiada.

  • Lo suyo es que dispongamos de una fuente de luz natural que nos aporte la suficiente claridad, pero también de una fuente de luz artificial a la que poder recurrir en caso de necesidad.
  • Aunque sea imposible aislarse por completo de la actividad del resto de personas con las que convivamos, necesitamos poder ser capaces de abstraernos. Hay quien lo consigue con unos buenos auriculares con cancelación de ruido, mientras que otros prefieren buscarse una habitación específica.
  • Lo hemos mencionado un poco más arriba, pero os lo repetimos: la mesa y la silla son claves para que la experiencia sea satisfactoria. Elegid una mesa con en torno a 75 centímetros de altura. En cuanto a la silla, aseguraos de que sus brazos, si los tiene, os permiten acercaros lo suficiente al teclado manteniendo una postura adecuada. ¡Esto, para nosotros, es lo más básico de todo!

¿Y las herramientas para teletrabajar? ¡Vamos con eso!

Herramientas y accesorios necesarios para teletrabajar 🖥️

Técnicamente, si podéis teletrabajar es porque realizáis una actividad que os lo permite. Por norma general, necesitaréis un ordenador, y a estas alturas del cuento os lo debería proporcionar la empresa. Ahora, ya sea vuestro o de la compañía que os tiene contratados, puede que los medios no sean los más apropiados para teletrabajar. Por ejemplo, si se trata de un portátil, podemos adaptarlo aún mejor a nuestras necesidades. Utilizarlo un tiempo está bien, pero teletrabajar 40 horas a la semana no es lo mejor para nuestra vista… ¡ni para nuestra musculatura!

  • A la hora de utilizar un portátil, si utilizamos su teclado, la pantalla queda demasiado cerca de nuestros ojos, lo que puede provocarnos cefaleas. Además, nuestros brazos no están en una postura natural, lo que pasa factura tanto a nuestros brazos como a nuestra espalda y nuestro cuello.
  • Lo mejor es hacernos, como mínimo, con un elevador para subir el ordenador hasta la altura de nuestros ojos, un buen teclado y un ratón que nos permita manejar el portátil sin necesidad de utilizar la dichosa alfombrilla táctil.
  • Si la pantalla del portátil resulta insuficiente, o si tenéis que estar cambiando de ventanas demasiado a menudo, es probable que os venga bien una segunda pantalla. Configurarla resulta muy sencillo, ¡y lo cierto es que da la vida!
  • Si vais a tener contacto constante a través de videollamada con gente del trabajo, lo mejor es que os hagáis con un micrófono y una webcam de calidad. Además, si os hacéis con unos buenos cascos, materéis dos pájaros de un tiro. Aislamiento y calidad de audio.
  • De la silla y la mesa ya hemos hablado, pero… ¿qué pasa con el reposapiés? Es importante que mantengamos la espalda recta, pero también que tengamos las plantas de los pies bien apoyadas.
Yoigo Custom

Un set up adaptado a tus gustos 😃

A la hora de teletrabajar no solo cuentan las herramientas de teletrabajo. Al igual que los youtubers llenan los fondos de sus set ups de luces de neón y cosas molonas, nosotros también podemos personalizar nuestro espacio para teletrabajo. Por fin podemos tener todas esas cosas que nos hubiese gustado poner en nuestra oficina y no nos atrevimos por miedo al qué dirán. Desde fotografías de nuestros seres queridos hasta plantas que den un aspecto más hogareño a nuestra particular home office, pasando por elementos antiestrés o incluso alguna opción de ocio para cuando necesitamos un momento de desconexión.

Sí, es el sitio en el que laburamos, como dirían los argentinos, pero también es nuestro hogar, ¡así que que se note! Es conveniente tener algo de espacio para, por ejemplo, poder levantarnos de la silla cuando nos llamen por teléfono. O permitirnos esos ratitos de desconexión para tomar un café, aunque en este caso sea junto a nuestra pareja. Eso sí, poner la cafetera junto al escritorio ya nos parecería un poco abuso. Además, ¡estaríamos perdiendo la excusa para quitarnos unos preciosos minutos de delante de la pantalla!

Ha costado, pero parece que esta vez el teletrabajo sí ha llegado para quedarse. Así que ya que lo hemos conseguido… hagamos que esto funcione, pero que funcione para todas las partes, ¿no os parece?

Dejar una respuesta