Smart City

¿Qué es un ordenador cuántico y para qué sirve? Te mostramos el futuro de la computación

ordenador cuantico

Si la historia del ser humano hubiese evolucionado al ritmo que la de la tecnología en el último siglo, es probable que hace años que hubiésemos conquistado otros planetas y que existiesen colonias estables en ellos. A día de hoy lo vemos de lo más normal, pero parece mentira que hace apenas un par de años todos los ordenadores portátiles y todos los coches tuviesen lector de DVD y CD, o que hace tan solo dos décadas los pendrives no fuesen ni siquiera un sueño y nos apañásemos a las mil maravillas con los discos de 3 y ½.

Ahora, el propio futuro de la computación que conocemos, la que nos ha hecho llegar hasta donde estamos hoy, está a punto de cambiar. Poco o nada tienen que ver los ordenadores que existen a día de hoy de aquellos que ocupaban habitaciones enteras en el pasado y no tenían ni la centésima parte de inteligencia que los actuales. Y poco tienen que ver esto con los que están por venir, los ordenadores cuánticos. Ahora bien, ¿qué es un ordenador cuántico y para qué sirve?

No os vamos a engañar, no resulta sencillo de explicar, pero vamos a intentar que salgáis de aquí con una idea muy bien formada de qué son este tipo de dispositivos y, más importante aún, cómo van a cambiar las reglas del juego.

¿Cómo es un ordenador cuántico? 🖥️

Lo primero que debemos tener claro es que el aspecto de un ordenador cuántico no tiene por qué ser muy distinto de un ordenador de nuestros días. Lo que cambia son sus entrañas, su cerebro, ahí sí que queda marcada la diferencia, y esto se debe a que la computación cuántica tiene el don de procesar volúmenes de datos mucho mayores en menos tiempo y, sorprendentemente, utilizando menos energía. Es decir, sin entrar todavía en para qué sirve un ordenador cuántico, ya comenzamos a hacernos una idea de que resultará ideal para todo lo que tenga que ver con el Big Data, uno de los campos más en expansión de nuestros tiempos.

Para empezar, un ordenador cuántico carece de procesador y de memoria RAM, no los necesita. Tampoco utiliza lenguajes de programación y, por no utilizar, ni siquiera utiliza bits, la unidad básica de información de la tecnología actual. Si conoces el sistema binario, donde todo queda representado por unos y ceros, debes saber que cada bit puede adquirir uno de estos valores. O lo que es lo mismo: un bit puede ser un 1 o un 0.

Pues bien, la unidad básica de información de la informática cuántica es el qubit, que cuenta con la capacidad de adoptar cualquiera de estos dos valores en cualquier momento. Esto hace que la computación con un ordenador cuántico sea no solo mucho más ágil, sino también mucho más rápida y eficiente, algo que los científicos de todo el mundo llevaban años esperando.

Así pues, podríamos definir un ordenador cuántico como un conjunto de qubits que conectan entre sí a velocidades increíbles y con potencias nunca vistas hasta ahora para procesar datos a la velocidad del rayo y ofrecer soluciones que hasta ahora eran imposibles de obtener o llevaban mucho más tiempo.

El futuro de la tecnología gracias a la computación cuántica 🔮

Lo normal es que los ordenadores cuánticos aún tarde un poco en llegar, por lo que debemos hablar siempre en el medio-largo plazo. La suerte es que, con la forma de funcionar que tienen, conseguirán recuperar el tiempo perdido en relativamente poco tiempo. La velocidad y la potencia de este tipo de artilugios son justamente lo que el ser humano necesita para su próximo salto evolutivo, así que vamos a ver para qué sirve un ordenador cuántico y qué tipo de usos pueden dársele a la computación cuántica:

Salud

La agilización del Big Data permitirá, por ejemplo, gestionar en tiempo real los datos de los dispositivos wearables de los pacientes. Es decir, una persona podrá ir paseando por la calle y, si su smartwatch o su anillo inteligente detectan algún tipo de problema en el corazón, estos podrán avisar automáticamente a emergencias.

Pero aquí no queda la cosa, ya que sus aplicaciones en salud son muchas más: desde evolucionar fármacos para luchar contra enfermedades a día de hoy incurables hasta elaborar tratamientos personalizados para cada paciente, pasando por investigar el ADN hasta límites insospechados.

Transporte

Si hay algo que está deteniendo la llegada de los vehículos autónomos es la incapacidad de los sistemas informáticos actuales a la hora de manejar tantísimas variables. Necesitamos de un sistema de computación cuántica que sea capaz de mover a todo un planeta moviéndose a la vez y que evite cualquier tipo de incidente que ponga en peligro tanto vidas humanas como cargamentos.

Los qubits son la respuesta a esta plegaria, por lo que si para 2030 se espera que la gran mayoría del parque móvil sea eléctrico, no deberíamos tardar mucho más en empezar a normalizar el uso de flotas de vehículos autónomos en nuestras ciudades.

Economía

Simulaciones mucho más fidedignas de la evolución de un país o una gran compañía, mejores a la hora de detectar fraudes y estafas, predicciones de la evolución del mercado de valores… Sin duda, la economía será uno de los campos que más noten la llegada de la computación cuántica.

Ciberprotección

Los datos son más importantes que el dinero, entre otras cosas, porque el dinero actual no dejan de ser datos en el ciberespacio. Por eso todo lo que ayude a encriptar con mayor garantía cualquier tipo de dato en internet es siempre bienvenido, y la computación cuántica será la respuesta que llevábamos tiempo buscando.

Yoigo Custom

¿Cuándo podremos tener uno en casa? 🤔

Por desgracia, aún tardaremos en tener una de estas maravillas por casa, ¡entre otras cosas porque no nos serviría para mucho! Los ordenadores de hoy en día son perfectos para el tipo de trabajo que desarrollamos habitualmente. Este tipo de máquinas serán indispensables en otras esferas mucho más específicas y de investigación, aunque al final ya se sabe, ¡todo llega!

Dejar una respuesta