Smart City

Tecnología LiFi: la conectividad inalámbrica del futuro

En 2011, el profesor de la Universidad de Edimburgo Harald Haas habló por primera vez de las conexiones inalámbricas a través de la luz. Ya entonces sorprendió al mundo con unas velocidades que alcanzarían 1 Gbps, con gran estabilidad y facilidad de implementación.

En estos años se han producido numerosos avances en la denominada tecnología LiFi. En la actualidad, con un simple LED podrían conectarse hasta 15 usuarios a Internet. Algo que supondría una enorme descongestión en zonas de mucho tránsito, como por ejemplo los aeropuertos.

En la entrada de hoy vamos a analizar el novedoso sistema LiFi, lo compararemos con el actual WiFi y hablaremos de las posibilidades que nos brinda en el futuro.

¿Qué es el LiFi y cómo funciona? 💡

LiFi (Light Fidelity) es una tecnología que permite conectarnos a Internet mediante luces LED. Aunque parezca increíble, en realidad el sistema es muy sencillo. Simplemente sustituye las ondas de radio habituales por ondas de luz.

Estas luces parpadean de forma continuada mil veces por segundo, proceso que es imperceptible al ojo humano. El movimiento a alta frecuencia permite transmitir enormes cantidades de información, que supera con creces la actual velocidad del Wifi.

Aunque pueda extrañarnos el uso de LED para conectarnos a la red, hay que tener en cuenta que esta tecnología lleva unos años aplicándose en el desarrollo de la fibra óptica.

Yoigo Escritorio

LiFi vs WiFi 🤔

LiFi utiliza ondas de luz en lugar de radiofrecuencia para establecer una conexión. Esto supone una notable mejora en el alcance y la cobertura. Además, permite que otros aparatos inteligentes de nuestro hogar accedan a Internet y proporciona un consumo sin limitaciones.

Solo hace falta instalar en nuestro portátil un transceptor, aparato que incluye transmisor y receptor. De esta forma, siempre que estemos a rango de una lámpara LED tendremos cobertura. Sin necesidad de instalar ningún tipo de infraestructura.

Además, el Lifi es más económico, ya que no necesita routers, antenas o repetidores. Estos equipos están conectados a la red eléctrica ininterrumpidamente. Por lo que además de ahorrar una gran cantidad de dinero haríamos un consumo más responsable de los recursos.

Las conexiones Lifi son más seguras ante los ciberataques, ya que para acceder a nuestro dispositivo será indispensable estar bajo la cobertura del mismo haz de luz. Es decir, que solo están interconectados los equipos próximos entre sí. Algo que complica y mucho la vida a los hackers.

Las redes LiFi ofrecen una velocidad de transferencia muy superior al Wifi. Con un entorno libre de interferencias, lo que posibilita una mayor estabilidad. Considerando todas estas ventajas. ¿Estamos ante el fin de las conexiones Wifi? Dentro de unos años lo comprobaremos, ya que esta nueva tecnología aún se encuentra en fase de desarrollo.

Las redes LiFi ofrecen una velocidad de transferencia muy superior al Wifi, es más económico y conlleva un consumo más responsable de los recursos Click Para Twittear
Yoigo Custom

El futuro de la conectividad inalámbrica 📡

La conectividad del futuro será 100% inalámbrica. Esto supone eliminar todos los cables en nuestros hogares y oficinas. No solo son antiestéticos, sino que también dificultan el acceso a los dispositivos y podemos tropezar con ellos.

También supondrá un importante avance en el denominado “Internet de las cosas”. Es decir, que los electrodomésticos y otros aparatos electrónicos que usamos a diario estarán interconectados entre sí.

Teniendo en cuenta que todo el mundo tiene lámparas en sus viviendas o lugares de trabajo, la cobertura con redes Lifi no supondrá ningún problema. Además, esta tecnología va a liberar un considerable número de frecuencias de radio, un sistema que en la actualidad se encuentra bastante saturado.

El Lifi supondrá un importante avance en el denominado “Internet de las cosas”, la cobertura dejará de ser un problema Click Para Twittear

Un mundo de posibilidades 🌍

Conectarse a Internet es solo una de las opciones que nos brinda el sistema LiFi. En el futuro se nos abren todo un mundo de posibilidades. Imagina vehículos inteligentes conectados a wearables, dispositivos móviles, semáforos y software de vigilancia de carretera. Interactuando entre ellos e intercambiando información constantemente. Podríamos prevenir un gran número de accidentes y evolucionar nuestro concepto de conducción.

Las ciudades inteligentes utilizarán las ondas de luz para transmitir datos a velocidades astronómicas. El máximo de 1 Gbps que se predijo en 2011 podría quedarse corto dentro de unos años. Se habla de pruebas que han superado los 200 Gbps, una velocidad miles de veces superior al actual Wifi.

Y también es una tecnología mucho más limpia y sostenible. Se está investigando la posibilidad de que los datos se transmitan usando la luz del sol. Esto sería una auténtica revolución para un Internet totalmente global, ya que podríamos conectarnos en cualquier punto del planeta.

Dejar una respuesta