Smart City

Teletrabajo: 7 consejos imprescindibles

hombre trabajando en ordenador

No en todas las profesiones es posible trabajar desde casa, sin necesidad de pasar por la oficina, pero la pandemia de coronavirus ha puesto a prueba la capacidad de empresas y empleados para adaptarse a las necesidades y encontrar la fórmula de no parar la actividad de la compañía (ni dejar a los trabajadores sin empleo) cumpliendo con todas las recomendaciones sanitarias para evitar los contagios. El teletrabajo se ha destapado en los últimos meses como una solución práctica que, bien aplicada, puede resultar muy beneficiosa para todas las partes. Y es posible gracias al uso de la tecnología.

Errores frecuentes que cometemos al trabajar en casa ⛔

Hablamos de teletrabajo bien aplicado porque el objetivo es que resulte eficaz para las empresas y motivador para los trabajadores. De poco o nada sirve un sistema de organización del trabajo en el que la compañía no cumple con sus objetivos ni los empleados se encuentran cómodos utilizándolo, porque su productividad también se resentirá. ¿Cuáles son los principales errores que cometemos cuando trabajamos en línea?

  • Dedicar al teletrabajo más tiempo del que dedicaríamos a nuestras tareas profesionales dentro de la oficina. Estar en casa no significa estar disponible las 24 horas ni ‘regalar’ horas extra a tus jefes, no puedes estar pendiente del teléfono ni del ordenador todo el tiempo. Debes desconectar.
  • Trabajar ‘a todas horas’. El trabajo desde casa te permite flexibilizar tu horario laboral en muchos casos pero no será nada beneficioso para ti si tienes trabajo a lo largo de todo el día o de todos los días de la semana.
  • Los períodos de descanso son muy importantes. Que puedas elegir cuándo trabajar no es sinónimo de que debas hacerlo todo del tirón. ¿Te acuerdas de tu pausa para un café o de estirar las piernas varias veces a lo largo del día? No te olvides de hacerlo en casa.
  • ¡Cuidado con la tecnología! Si trabajas con un acceso remoto al ordenador que tienes en la oficina, procura no descuidar la seguridad del software, de las contraseñas o de las claves de acceso, porque la información con la que trabajas sigue siendo confidencial.

  • Bajar tu rendimiento. Igual que no debes pecar de exceso, tampoco puedes hacerlo por defecto. La desconexión en exceso tampoco es buen síntoma. No se trata de que estés disponible para tu empresa las 24 horas, pero tampoco que no lo estés nunca.
  • No trabajar con las herramientas adecuadas. Si consideras que los medios de que dispones en casa son lentos u obsoletos, acuerda con tu empresa la manera de tener acceso a una conexión a internet más rápida o unas herramientas técnicas más modernas. Eso hará que no ralentices tu trabajo. No es lo mismo usar la wifi de casa para ver películas que para transmitir archivos importantes de gran peso y que requieren de una calidad máxima.
fibra mas movil

Recomendaciones para teletrabajar 👨🏻‍💻

Como ves, es muy fácil dejarse llevar y dar al traste con una modalidad de trabajo que, en principio, debería estar pensada para beneficiar a todos. Pero no sólo de tu actitud frente al teletrabajo depende su éxito. Obviamente, ambas partes deben cumplir con una serie de condiciones basadas en una relación de confianza para que todo funcione correctamente.

También es posible que un exceso de compromiso o una incorrecta postura a la hora de afrontar la jornada laboral en casa terminen por perjudicarte. Aquí te dejamos una serie de consejos básicos para lograr que el teletrabajo sea satisfactorio:

  • ¡Quítate el pijama! Sí, ya, es lo primero que todo el mundo recomienda y lo que, al final, todos acabamos haciendo. Debes ‘decirle’ a tu cuerpo que no está en casa y la mejor manera de activarlo es ‘hacerle creer’ que vas a salir a la oficina. Tampoco hacen falta corbata o tacones, pero ya sabes por dónde va la idea.
  • Organiza tu jornada. No improvises o te pasarás el día delante del ordenador. Establece tu horario, tus tiempos, tus objetivos y acaba cada jornada cumpliendo con todo.
  • Llévate la ‘oficina’ a casa. Esto no es literal, pero sí es importante que todas las herramientas con las que cuentas en el trabajo las tengas también a mano en casa, porque las pantallas no tienen el mismo tamaño ni los programas informáticos que sueles utilizar son los mismos de los que dispones en casa. Ten en cuenta que ‘son muchas horas’ y si no quieres dolores de espalda tienes que contar con una silla y un escritorio cómodos.

  • Si trabajas, trabajas. Cuando estás trabajando es ésa tu única actividad, ¿o sales un momento a casa para poner la lavadora cuando estás en la oficina? Ahora, tampoco. El horario del trabajo es para eso, no para hacer las tareas del hogar al mismo tiempo o todo te saldrá al revés.
  • Olvida el picoteo. Sí, la nevera es tentadora y tenerla tan cerca hace muy fácil caer en la tentación, pero recuerda que pasas mucho tiempo sentado y en casa y te acabarás arrepintiendo.
  • Ordenador personal vs ordenador profesional. Seguramente cuando terminas de trabajar o te tomas un descanso lo último que te apetece es coger otra vez el ordenador, pero si quieres consultar algo personal fuera del horario laboral, es recomendable que lo hagas con el smartphone o la tablet y no vuelvas a coger el ordenador de nuevo.
  • No pierdas la comunicación con tus compañeros. Para que tu equipo funcione tiene que estar unido y si te aíslas del resto perderás el contacto con el grupo. Es aconsejable que se mantengan los mensajes, los correos electrónicos e incluso las reuniones, ya sean telefónicas o por videollamada, mucho mejor en la segunda modalidad.
Yoigo Custom

Claves para que el teletrabajo funcione 🏠

Trabajar desde casa puede ser para el trabajador una manera estupenda de conciliar y de ahorrar pero, como hemos dicho, puede no resultar eficaz. Por eso, si queremos que el teletrabajo se instaure definitivamente en nuestra vida, además de los consejos que te hemos apuntado anteriormente, tienes que saber cuáles son las claves para hacer que el trabajo en línea resulte ser un éxito para todas las partes.

  • El trabajo desde casa es tan serio como el presencial.
  • Hay que cumplir con los horarios y los objetivos.
  • Acondiciona tu lugar de trabajo. Ese espacio es ‘tu oficina’ y no debes identificarlo con tu hogar ni viceversa.
  • Separar lo laboral de lo profesional en todos los sentidos: tu mail y tu teléfono personal no deben ser los que atiendas en tu trabajo (y tampoco al revés).
  • Las redes sociales, para después del trabajo. No las consultes mientras trabajas porque te harás distraerte.

Si procuras cumplir con todo esto, lograrás que tu productividad crezca y que tu empresa se dé cuenta de que el teletrabajo es positivo para ella y, si además sigues nuestros consejos anteriores, tú te beneficiarás de todas las ventajas de trabajar desde casa.

Dejar una respuesta