Smart City

Yara Birkeland es el primer buque de carga eléctrico y autónomo del mundo

barco electrico

Cuando hablamos de movilidad eléctrica, lo primero en lo que pensamos es en los vehículos rodados. En los coches y motocicletas que cada vez son más normales en nuestras calles y que terminarán convirtiéndose en la tónica habitual en ellas. Sin embargo, cada vez es más común hablar de aerotaxis, aviones eléctricos o, como en el caso que nos trae hasta aquí hoy, de buques eléctricos de carga que, además, son autónomos. Bienvenidos al Yara Birkeland, ¡bienvenidos a un nuevo mundo de posibilidades en cuanto a movilidad eléctrica!

El proyecto del primer barco eléctrico y autónomo del mundo ⛴️

Empezamos a escuchar hablar de él allá por el año 2017, cuando aún no sabíamos que una pandemia de coronavirus sembraría el caos en el mundo tan solo unos años más tarde. Sin embargo, parece que a los noruegos que han convertido en realidad el Yara Birkeland, uno de los proyectos navales más ambiciosos de la historia, no les vino mal del todo contar con algo más de tiempo para poner en pie su gran sueño.

Cuando las compañías automovilísticas comenzaban a plantearse la entrada en el mercado eléctrico, algo que ya es una realidad y que podría normalizarse para 203 a no muy tardar, dos compañías navieras del país nórdico daban un puñetazo sobre la mesa. Yara International ASA y Kongsberg Gruppen AS A anunciaban que se encontraban en la fase final de construcción del que sería el primer buque de carga totalmente eléctrico y no tripulado del mundo. 

Así es, cuando apenas se han realizado unas pocas pruebas con vehículos autónomos rodados para dos o más personas, en Noruega ya estaban planteándose mover millones de toneladas por mar sin siquiera un capitán al mando. Sin tripulación. Y sin emitir ni una sola gota de gases contaminantes a la atmósfera. Si cuando decimos que en el norte de Europa nos llevan décadas de ventaja… ¡son los estadounidenses europeos!

Se trataba de un proyecto ambicioso, quizás demasiado para ser llevado a cabo, pero tan solo cuatro años más tarde, en pleno 2021, parece que el Yara Birkeland, como bautizaron al enorme navío, está listo al fin para surcar las aguas. En su momento, sus responsables le apodaron como el Tesla of the Seas, el Tesla de los mares, pero a este paso… ¡igual es Elon Musk el que tiene que cambiarle el nombre a su compañía de coches eléctricos!

Cómo funciona y cuáles son las características de este buque de carga 🤔

La principal problemática que planteaba un buque de carga propulsado al 100% por energía verde era precisamente el almacenamiento de energía con la que poder propulsarse. Eso sí, teniendo en cuenta los enormes tanques de combustible que tienen los actuales, lo cierto es que los barcos eléctricos contaban con bastante sitio en el que ubicar sus baterías y, por supuesto, con bastante manga ancha en cuanto a su peso.

En el caso del Yara Birkeland, hemos podido saber que cuenta con una batería en su interior de 7 MWh, una cantidad que podría parecer disparatada o inabarcable, pero comprensible si tenemos en cuenta que, además del peso del propio navío, este puede transportas hasta 120 TEU, O dicho de otro modo, una carga de hasta 120 contenedores de carga de tamaño estándar. No es un número del que presumir comparado con los grandes buques de carga diseminados por el mundo, del mismo modo que sus 13 nudos de velocidad punta tampoco lo son, ya que lo habitual es que uno de estos barcos pueda alcanzar los 25 nudos.

Entonces, ¿qué es lo que hace tan especial al Yara Birkeland si ni siquiera es el buque eléctrico de este tipo en surcar los mares? Pues el hecho de poder mover, de forma completamente limpia, la misma carga que 40.000 viajes con camiones contaminantes al año. Y, por supuesto, poder hacerlo de forma completamente autónoma, apartado en el que el Birkeland sí es pionero.

No nos malinterpretéis, el Yara Birkeland, al menos durante sus primeros años, siempre estará tutelado por controladores en remoto. ¿Os acordáis de los barcos teledirigidos de los estanques de las películas norteamericanas? Pues algo bastante parecido, ¡pero a lo bestia! Ahora bien, ¿cuándo estará operativa esta tecnología de forma definitiva?

Yoigo Custom

Cuándo veremos buques eléctricos como el Yara Birkeland en los puertos ⏳

Desde luego, aún falta algún tiempo para que ver navíos como el Yara Birkeland en los puertos del mundo entero sea considerado como algo normal. Para empezar, el primer buque de estas características fue entregado a finales de 2020 y ya en esa fecha realizó su primer viaje de prueba de cerca de 7 horas… pero lo hizo con algo de tripulación. Se espera que a lo largo de los dos primeros años de navegación de este buque se vaya retirando de forma paulatina hasta que sea completamente fiable que este navegue sin nadie a bordo.

Una vez logrado este objetivo, y habiendo quedado plenamente demostrado que la navegación autónoma es factible, habrá que empezar a producirlos a gran escala, aunque para eso antes deberá haber compañías dispuestas a apostar por ellos. Es por eso que no creemos que podamos empezar a verlos al menos hasta el año 2025, aunque su normalización no llegará mucho antes de la llegada del hombre a Marte allá por el año 2033… ¡como pronto!

Lo que es innegable es que el mero hecho de tener ya un Yara Birkeland surcando los mares es algo de lo que congratularse. Demuestra que una tecnología así no solo es posible, sino que es viable económicamente. El principal problema de lograr que nuestro futuro sea sostenible se encuentra en los procesos de fabricación y en el transporte tanto de personas como de mercancías. En este caso, por cierto, los buques autónomos también tendrán que vérselas con posibles piratas que quieran abordarlos para hacerse con su carga.

Eso sí, la primera piedra ya está puesta. El primer barco de carga completamente eléctrico y autónomo ya está surcando los mares y además, hasta el momento, lo ha hecho de forma absolutamente impecable. ¡Ahora solo habrá que ir puliendo detalles!

Dejar una respuesta