Tecnología y Deporte

Cómo es el uso de las cámaras de alta velocidad en el deporte

camara lenta deporte

Si alucinas muy fuerte cada vez que el equipo de El Hormiguero utiliza su cámara superlenta, lo harás aún más cuando sepas que en realidad se trata de una cámara rápida. Así es, la forma de mostrar más imágenes de lo normal y, por tanto, poder mostrar con muchísimo más detalle algo que ocurre a mucha velocidad, es utilizar una cámara capaz de capturar muchas más imágenes por segundo que las tradicionales. Esto es lo que ha hecho que las cámaras de alta velocidad en el deporte se hayan convertido en una constante, ¡y que los smartphones cada vez ofrezcan más opciones así!

Las cámaras de alta velocidad pueden capturar entre mil y más de un millón de imágenes por segundo, y lo mejor es que ya empieza a haber cámaras de alta velocidad de todos los precios. Ahora bien, ¿queréis saber un poco más de ellas en profundidad? En ese caso… ¡lo mejor es que sigáis leyendo!

Cómo funcionan las cámaras de vídeo de alta velocidad 🚅

Tanto las cámaras fotográficas de alta velocidad como las de vídeo coinciden en algo básico en este tipo de tecnología: son capaces de capturar muchísimas imágenes por segundo. Esto, unido al gran nivel de detalle que suelen capturar sus ópticas, ofrece un nivel de detalle que las ha convertido en indispensables a la hora de cubrir eventos deportivos de postín, pero que en realidad tiene muchísimas más aplicaciones.

  • Por ejemplo, son las que utilizan las compañías automovilísticas en sus pruebas con los famosos dummies. Estos muñecos, que simulan ser personas, son los que permiten a los ingenieros saber cómo de expuesto estaría un ser humano ante determinados accidentes dentro del vehículo. Observar estas reacciones de los cuerpos a cámara superlenta es la única forma de hacer que los sistemas de seguridad sean lo más efectivos que sea posible.
  • Las cámaras de vídeo de alta velocidad son altamente recomendables en los entornos científicos. Poder analizar movimientos y reacciones a velocidades superlentas resulta vital para seguir avanzando en determinados campos. Un gran ejemplo de ello es la balística, una disciplina que se ha visto tremendamente beneficiada por esta innovación tecnológica.
  • Además, desde luego, está el mundo del entretenimiento. Antes mencionábamos al equipo de El Hormiguero porque utiliza bastante esta tecnología, pero lo cierto es que se trata de un elemento cada vez más socorrido en otros programas de la televisión.

Sin embargo, una de las aplicaciones más espectaculares de las cámaras de alta velocidad es en el deporte. De hecho, es probable que hayas llevado hasta aquí buscando el mejor dispositivo para grabar eventos deportivos, ya sean profesionales o amateurs.

Como ya hemos dicho, la democratización de los precios está haciendo que cada vez haya disponibles más cámaras de alta velocidad económicas, así que si te apetece darte un capricho… ¡atiende!

Las cámaras más avanzadas del mercado 📹

Las cámaras de alta velocidad en el deporte, o en cualquier otra disciplina, nos permiten apreciar detalles absolutamente imperceptibles para el ojo humano o para cámara normales. O sea, que no los detectaríamos ni a la de tres. ¿El problema? Sin duda alguna, el hecho de que el precio de este tipo de tecnología, de momento, roza la obscenidad.

Cierto, están apareciendo dispositivos algo más asequibles, pero de ahí a que haya una amplia gama de cámaras de alta velocidad económicas va un trecho. De todos modos, vamos a comentar alguna y, por supuesto, vamos a ver algunas de las más avanzadas a día de hoy. Esas que ni siquiera Pablo Motos puede permitirse aún, ¡y que el día que podamos adquirir nos van a regalar experiencias realmente increíbles!

FPS 1000, un intento por acercar las cámaras de alta velocidad al gran público

No es, ni de lejos, la mejor cámara de alta velocidad del mercado, pero sí una de las más asequibles que existen. Cuenta con tres modelos, y el más económico de ellos, entre los 200 y los 400€, es capaz de ofrecernos 35 segundos de imagen por cada segundo de vídeo grabado, lo cual es una auténtica barbaridad. Su resolución no es la más deseable, ya que se queda en los 640×480, pero sí que resulta de lo más válida para aquellos que quieran empezar a experimentar con el vídeo de alta velocidad sin tener que rehipotecar la casa.

También cuenta con un modelo Gold y uno Platinum, con resoluciones de 1280×1024 y 2560×2048 respectivamente y rondando los 700€ el modelo intermedio y los algo más de 1.000€ el modelo superior. Mientras que el modelo Silver, el más básico, ofrece 840 fps en calidad VGA, el Platinum nos da hasta 200 fps en Full HD, ¡lo que ya empiezan a ser palabras mayores!

Phantom V1610, una barbaridad al alcance de muy pocos

Si somos fans de las cámaras de alta velocidad en el deporte, lo más probable es que queramos saber qué tipo de instrumentos se utilizan en televisión para conseguir las mejores imágenes que hemos visto nunca, ¿verdad? Pues bien, la Phantom V1610 es uno de ellos, y la verdad es que hablar de sus características impresiona.

Desconocemos su precio porque se trata de un elemento tan especializado que no es un dato que circule por ahí tan fácilmente. Sin embargo, lo que sí podemos deciros es que es capaz de alcanzar un flujo de datos de 16 GPx por segundo, lo que le permite ofrecernos un total de 16.000 fps a máxima calidad o incluso de un millón de capturas por segundo a calidades inferiores, pero absolutamente impresionantes hablando de estas cifras.

Para que os hagáis una idea, este modelo puede incorporar una memoria RAM de hasta 96Gb y conectarse vía Ethernet para descargar en vivo los datos a 10Gb. ¡Si no, no podría almacenar tantísima información!

La verdad es que ver cómo avanza el mundo de las cámaras de alta velocidad es impresionante, ¡y lo mejor es que poco a poco podremos ir accediendo a ellas para hacer auténticas barbaridades!

Dejar una respuesta