Tecnología y Educación

La tablet como la mochila digital del siglo XXI

niños usando tablet

En muchas casas sigue siendo un elemento recreativo. Eso sí, lo cierto es que la idea de la tablet como mochila digital ha ido cogiendo cada vez más peso durante los últimos años. La idea tiene seguidores y detractores, pero como todo en esta vida, en la búsqueda del equilibrio está la virtud. Hoy, desde Tecnología del Futuro, exploramos toda la gama de grises que hay entre este particular blanco y negro en el mundo de la educación. ¡Contadnos en los comentarios qué opináis al respecto!

¿Mochilas digitales o libros? 🎒

La tecnología avanza que da susto, desde luego. Por eso, aunque aún suene un poco futurista, debemos acostumbrarnos a la idea de la tablet como mochila digital. ¿Y qué quiere decir exactamente eso? Pues que, aunque todavía hay que pulir un poco la idea, este dispositivo tecnológico tiene todo el potencial necesario para suplir a los libros de toda la vida. La verdad es que el peso de dicho elemento, cargado de libros, libretas y demás material educativo, siempre ha sido objeto de discusión. ¡Se ha llegado a decir incluso que afecta negativamente al desarrollo físico de los niños!

Lo cierto es que todos fuimos al cole con esa mochila y todos hemos crecido sin problemas, pero algo sí es cierto: No hay necesidad de enviar a los niños cargados como burros a sus centros educativos. Además, hablar de mochila digital no solo es entrar en el debate de si sustituirá o no a los libros físicos, debate del que hablaremos un poco más adelante. En plena era tecnológica, que nuestros hijos se desenvuelvan como peces en el agua en el mundo de los aparatos electrónicos es casi tan importante como que sepan sumar y restar.

Las mochilas digitales con mucho más que el mero objeto físico. Son una forma de entender la educación. La lucha entre dos modelos de educación, el continuista y el progresista, que a veces olvidamos que pueden ser perfectamente complementarios. Y es que… ¿quién ha dicho que no pueda combinarse la tablet de la mochila digital con los libros y libretas de toda la vida? Hoy venimos a eso, a contaros que sí se puede y que no hay que tenerle miedo a los cambios. El mundo, la vida, son cambios constantes, ¡y solo alcanza el éxito el que aprende a adaptarse!

Ventajas y desventajas del uso de tablets en la educación 🖥️

Como era de esperar, el uso de tablets en la educación lleva años levantando ampollas. Hay quienes solo alcanzan a verlas como un elemento meramente recreativo, mientras que otros se tiran de los pelos al ver que no se le está sacando todo el rendimiento posible a la tablet como mochila digital. Lo cierto es que ambos bandos llevan parte de razón, pero por desgracia para los primeros… cuanto antes aprendamos a enfocarlo como los segundos, mejor nos irá a todos. Cierto, a día de hoy podemos encontrar ventajas y desventajas a la hora de preparar la mochila con huella digital. Eso sí, es cuestión de centrarnos en pulir estas últimas, ¡porque las primeras son cada vez más y más! ¿Vemos las principales?

Ventajas de la tablet como mochila digital

  • Cargar una mochila para tablet no tiene nada que ver con una llena de material escolar, ¡y eso las espaldas de los niños lo agradecen!
  • A los más pequeños, una tablet les llama bastante más la atención que un libro. Por eso, en asignaturas que suelen resultar cargantes, puede suponer un aliciente muy a tener en cuenta.
  • La gamificación ha llegado para quedarse. Explorar nuevos sistemas de educación más entretenidos es una gozada, ¡los niños disfrutarán aprendiendo!
  • Se acabaron las clases unidireccionales, ¡con la tablet en la mochila digital la interacción por parte de los niños está asegurada!
  • Personalizar los contenidos es mucho más sencillo en una tablet. De este modo, aunque compartan clase, no todos los niños deben ir al mismo ritmo. Ninguno se queda atrás, pero no por ello sacrificamos el avance de los más adelantados.
  • Es la mejor puerta de entrada al maravilloso mundo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Si ahora mismo son importantes, imaginaos lo que supondrán para ellos el día de mañana, ¡cuanto mejor se desenvuelvan, muchísimo mejor!

Desventajas de la tablet y mochila digital

  • Hay quien opina que podría acabar con la creatividad de los niños. Es verdad, la enseñanza en una tablet está más pensada para seguir un camino que para iniciar uno nuevo, pero no lo es menos que seguirán impartiéndose clases con papel y lápices.
  • El desconocimiento por parte del profesorado podría hacer que la enseñanza con tablet y ‘mochila digital’ fuese más contraproducente que beneficiosa. Eso sí, esto no es culpa de la tecnología, ni de los niños. Es más una desventaja para esa parte del profesorado, ¡pero eso se arregla con formación y dedicación!
  • Es posible que los niños pierdan cierta práctica con la escritura manual, por eso se recomienda que no todas las clases se impartan con tablets. Del mismo modo que se enseña un segundo idioma, debería haber clases 100% digitales y otras que se impartiesen ‘a la antigua usanza’, aunque sin renunciar a los avances.
  • Con las tablets ocurre como con las vacunas del coronavirus al principio, que no conocemos sus efectos a largo plazo. En el caso de la tablet en la mochila digital, preocupan los efectos de tantas horas de pantalla sobre los ojos de los más pequeños. La aparición de problemas como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo podría llegar a convertirse en un problema.
  • No todas las familias pueden permitirse comprar una, o pagar una conexión a internet. Esto hace que los niños puedan sufrir desigualdades, en algunos casos realmente abismales.
Yoigo Custom

¿Dejaremos de usar libros físicos? 📚

Uno de los principales temores de la comunidad educativa con la implementación de la tablet y la mochila digital es que terminemos dejando de lado los libros. Pensémoslo por un momento, ¿qué habría sido del ser humano si nos hubiésemos negado a todo tipo de progreso? ¡Seguiríamos viviendo en las cavernas, calentándonos con hogueras y dibujando con los dedos en las paredes! Negarnos a avanzar nunca es buena idea, del mismo modo que tampoco lo es volcarnos con una nueva forma de enseñar sin tener todas las garantías de que será efectiva.

Incorporar la tablet a la educación, así como el resto de avances que quepan en las mochilas digitales, es necesario. Eso sí, esto no significa que los niños vayan a dejar de leer libros físicos, de hacer ejercicios en sus cuadernos o de aprender a crear en clases como música o educación plástica. La educación de nuestros hijos está viva, más viva que nunca, ¡y más nos vale adaptarnos a esto antes de que el progreso termine pasándonos por encima!

Dejar una respuesta