Wereables

Los mejores wearables para controlar la salud, mantente sano de la mano de la tecnología

persona con smartwatch

Bastó con haber echado un vistazo a las estanterías de los centros comerciales durante las pasadas navidades, o con haberse dado una vuelta por Amazon, para darse cuenta. Los wearables para controlar la salud se han convertido en uno de los regalos más socorridos, ¡y agradecidos! Cada vez nos preocupamos más por nuestra salud y la tecnología wearable nos permite controlar mucho mejor ciertos aspectos. El nivel de oxígeno en sangre, la actividad física que realizamos o el ritmo de nuestras pulsaciones cardíacas. Y eso no es, ni de lejos, todo lo que pueden hacer por nosotros.

Eso sí, aunque a lo largo del post de hoy entraremos en detalle en el mundo de los mejores wearables, contadnos una cosa, ¿sabríais decirnos por qué se les llama así? En inglés, el verbo to wear significa ‘llevar puesto’, ‘vestir’. Y esto es precisamente lo que caracteriza a la tecnología wearable, que podemos llevarla encima, llevarla puesta, como si se tratase de una prenda de ropa o un complemento de moda más. Esto precisamente es lo que permite que sea capaz de recoger ciertos detalles de nuestro día a día que sería muy complicado cuantificar con cualquier otro tipo de artilugios. ¿Por imposibilidad? No, ¡porque seguro que se nos olvidaría y no podríamos hacerlo ni la mitad de bien!

Hoy hablamos de los wearables en España, un mundo en pleno auge al que aún nos queda mucho que exprimirle. Muy atentos, ¡que querréis más de uno!

Tipos de wearables para la salud 🧐

Existen muchos tipos de wearables para controlar la salud, cada vez más, pero la mayoría de ellos pueden englobarse en los siguientes grupos. Echadles un vistazo y contadnos en los comentarios, ¿los conocíais todos?

Smartwatches y smartbands

Sin duda alguna, los dispositivos wearables de salud más vendidos de 2020. Son cómodos de llevar, nos ofrecen una información bastante interesante y, además de mostrarnos la hora, nos permiten interactuar en tiempo real con nuestros teléfonos móviles. Cuentan nuestros pasos, sí, pero también las calorías que perdemos durante el desarrollo de una actividad, o memorizan la ruta que hemos seguido gracias a su GPS.

Poco a poco, tanto las pulseras como los relojes inteligentes han ido haciéndose su propio hueco en nuestras muñecas. Ahora ya no queremos un reloj con múltiples esferas y un mecanismo infalible. sino un dispositivo que nos haga la vida más sencilla. Muchos resisten el agua, por lo que no hay que quitárselos ni en la ducha, ¡son los mejores wearables para controlar la salud porque van siempre con nosotros!

Ropa inteligente

Aunque no es uno de salud más extendidos en España, hace un tiempo ya os hablamos, por ejemplo, de la nueva mochila de Samsonite con Google Jaquard. Una mochila de calidad con un trozo de tela inteligente que nos permite interactuar con nuestro teléfono sin tener que tocarlo, ¿os acordáis? Pues lo más normal es que este tipo de cosas se vean de forma cada vez más habitual, y cada vez con más aplicaciones wearables para controlar la salud. ¿Os imagináis una camisa que sea capaz de avisar automáticamente al médico en caso de detectar un funcionamiento anómalo de nuestro corazón? ¡Seguro que alguien lo ha hecho ya y está en pleno desarrollo!

Gafas inteligentes para un mundo más accesible

Todos pensamos que las Google Glasses iban a ser una auténtica revolución, pero resulta que fueron un auténtico bluff. La idea era buena, pero la ejecución no lo fue tanto. Eso sí, a  la espera de que la compañía siga puliendo el que estaba llamado a ser uno de sus pelotazos, otras empresas parecen haberle sacado mejor partido al formato gafas. Y mejor aún, lo han hecho convirtiéndolas en wearables para controlar la salud. Hablamos de ORCAM y su dispositivo ORCAM MyEye, unas gafas para que los invidentes puedan ‘ver’ gracias a la retroalimentación de audio. Las MyEye leen, identifican objetos y permiten a los ciegos llevar una vida mucho más independiente.

Sensores inteligentes, el futuro ya está aquí

Las nuevas bombas de insulina que van adheridas a la piel, desde el punto de vista más técnico, son wearables para controlar la salud. Eso sí, la que se avecina los próximos años con los sensores insertados en nuestro cuerpo va a ser de aúpa. Desde controlar nuestras constantes vitales para evitar sustos, a ayudar a nuestro sistema inmune a repeler un ataque vírico como el del SARS-Cov-2 (para esto último aún queda, ojo). Sí, lo sabemos, suena como a cosa de otro planeta, pero os aseguramos que llegará al nuestro… ¡y que lo experimentaremos en nuestras propias carnes!

Los imprescindibles ⌚

A la espera de todas las novedades que llegarán a lo largo de 2021, ¿qué os parece si echamos un vistazo a los mejores wearables de salud de 2020? Los que habría que tener sí o sí para estar bien cubiertos, ¡que nunca se sabe por dónde puede venir el susto!

  • Fitbit Sense: El último dispositivo de Fitbit es una auténtica pasada. Una de sus principales novedades está en el sensor de estrés. ¿Sabíais que en Japón hay multitud de personas centenarias precisamente porque han conseguido erradicar el estrés de sus vidas? ¡Sin duda, uno de los wearables para controlar la salud más interesantes de la actualidad!
  • MiBand 5: Podría parecer que poner una pulsera inteligente, tras un smartwatch como el Fitbit Sense, se queda algo pequeño, ¿verdad? Pues de eso nada, que la última versión de la banda inteligente de Xiaomi es una auténtica pasada, empezando por su precio, de poco más de 30 euros. A las ya clásicas opciones de las anteriores MiBand se unen ahora un monitor de salud femenina, con registro y recordatorio del período fisiológico, período de ovulación. Además, puede cargarse magnéticamente, ¡y cuenta con 11 modos de deporte!

  • ORCAM MyEye: Esta especie de ojo artificial para invidentes nos ha dejado muy locos. Su cámara ve por la persona ciega y su sistema hace que la información visual se transforme en audio. Como llevar en todo momento a alguien al lado que les vaya guiando. 

Ojalá todos los wearables para controlar la salud que vienen sean la mitad de útiles que estos. ¡Ojalá aprendamos a exprimir al máximo este tipo de tecnología ‘llevable’ lo antes posible!

Dejar una respuesta